«Canto antes se comece a estimulación, mellor»


Desde el pasado verano, Ribeira cuenta con un centro de día. Atrás quedaron años de trámites y esperas desde que se anunciara la creación del servicio, y ahora un total de 19 usuarios reciben atención en las instalaciones. El director, Pablo Mirás, está satisfecho con el nivel de adaptación de los usuarios y solo echa en falta mayor agilidad en la tramitación burocrática para dar entrada a nuevos enfermos: «Que máis quixera eu que cada semana puideramos adxudicar novas prazas. Canto antes se comece a estimulación ao enfermo, moito mellor. E tamén é importante que as familias teñan un respiro, que recuperen a súa vida laboral, familiar ou social, para que non acaben queimados».

Y es que, aunque los destinatarios del centro de día son las personas con demencia, también se busca ayudar a las familias a sobrellevar la situación.

En cuanto a las actividades que se desarrollan en las instalaciones, haría falta un texto enorme para enumerarlas, pero Mirás las resume así: «Buscamos que os usuarios estean entretidos, pero todas as actividades teñen un contido terapéutico co fin de preservar as súas capacidades cognitivas e físicas».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

«Canto antes se comece a estimulación, mellor»