La dispersión geográfica eleva el coste de las prestaciones

La Voz

BARBANZA

10 abr 2011 . Actualizado a las 06:00 h.

Una de las principales dificultades a las que deben hacer frente los concellos, especialmente los de ámbito más rural, es la dispersión de la población. Este elemento propicia el encarecimiento de algunas prestaciones.

Localidades como Outes o Mazaricos tienen más de un centenar de núcleos de población. Recoger la basura en un territorio tan extenso supone cientos de kilómetros, con lo que esto conlleva en gasto de combustible y personal.

El edil de Facenda noiés, Lino García, precisa que una de las prestaciones que genera mayor desequilibrio es la recogida de basura e indica que las tasas no se han subido. También menciona los costes derivados de la entrada en funcionamiento de la depuradora que, según explica, no repercuten en las tasas que abonan los ciudadanos.