El número de profesores variará con respecto al curso pasado en once colegios


ribeira/la voz.

La Xunta, al igual que ocurre con el número de unidades que habrá en los colegios, también hizo público a través del Diario Oficial de Galicia la cantidad de profesores que va a haber en los centros educativos de la comarca durante el curso que está a punto de comenzar. En Barbanza, Muros y Noia habrá 631 docentes. Solamente en once recintos escolares hay variaciones en cuanto al personal con respecto a la campaña escolar 2009-2010.

Cinco son los colegios donde desciende el número de profesores, a tenor de las cifras aportadas por la Xunta. Los que acusan más bajas, con cuatro maestros menos, son los siguientes: el de Aguiño y O Pindo. Ya con tres menos está el sonense Santa Irene, con dos el Ricardo Tubío de Muros y con uno menos el Fernández Varela pobrense y el ubicado en O Castro.

La cuestión es que hay otros cinco recintos educativos donde la situación se da a la inversa, es decir, donde aumenta el número de docentes con respecto al año anterior. Se trata de los colegios Castelao y de Palmeira, con tres maestros más cada uno; el de Xuño, con dos; y el de Queiruga y el Santa Baia boirense, que sumarán un profesional.

Como es lógico, los municipios que cuentan con un mayor número de docentes son Ribeira y Boiro que, por cierto, empatan en los 121 maestros. En el otro lado de la balanza están Carnota, con solo 23, y Lousame, donde trabajarán 25 profesionales. Llama la atención que términos como Outes cuenten con más personal que Noia, aunque eso está relacionado con la dispersión de la población.

Ajustes

En total, teniendo en cuenta las subidas y bajadas, el resultado es que este curso habrá 15 profesores menos en la comarca. Algo bastante lógico si se tiene en cuenta que este año también se reduce el número de unidades, es decir, las aulas disponibles, y que también va a echar el cierre una escuela unitaria, ubicada en Outes. De todas formas, en años anteriores, la reducción de profesorado suscitó quejas, tanto de padres como de profesores, por lo que habrá que esperar hasta el día 10, que es cuando empiezan el curso los escolares de infantil y de primaria para ver qué le parecen a la comunidad escolar los ajustes hechos por la Xunta.

En todo caso, la jornada del 10 será de ajetreo total en los colegios barbanzanos. No en vano, el año pasado fueron 8.100 los alumnos matriculados, por lo que la cifra de niños que empezarán ese día las clases será bastante similar a esa. En el 2009, se dio la buena noticia de que había repuntado el número de niños, por lo que habrá que esperar para ver si este curso ocurre lo mismo, aunque las expectativas no son muy optimistas por el hecho de que se va a reducir el número de aulas, posible síntoma de que los escolares no debieron ir a más.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

El número de profesores variará con respecto al curso pasado en once colegios