Vilagarcía, la ciudad de las bicicletas

Serxio González Souto
Serxio González VILAGARCÍA / LA VOZ

VILAGARCÍA DE AROUSA

Martina Miser

Una red de ciclovías recorrerá los principales ejes de la capital arousana dentro de un plan global de movilidad alternativa

05 jun 2021 . Actualizado a las 12:49 h.

Apostar por la bicicleta no como un elemento recreativo, sino como un verdadero medio de transporte guarda, en Vilagarcía, una lógica difícilmente rebatible. Los núcleos más poblados de la capital arousana se distribuyen al nivel del mar, como una suerte de gran planicie que recorta la orilla sur de la ría de Arousa en su parte final. La topografía es, por tanto, el primer elemento que juega a favor de un proyecto de movilidad limpio y alternativo en el que el Concello trabaja desde hace años y ahora comienza a cobrar su forma definitiva. La idea motriz estriba en potenciar las rutas a pie, el uso de la bicicleta y el empleo del transporte colectivo, en este caso de las líneas de autobús, y solo como último recurso, el automóvil.

Para conseguirlo, en los últimos años se han creado bolsas de aparcamiento disuasorio en puntos estratégicos que rodean el centro de la ciudad, que siempre ha funcionado como el mayor polo de atracción de la circulación motorizada, en lugares de elevada afluencia estacional, como Carril, o en barrios particularmente populosos, como el de O Piñeiriño. Esta política ha generado 2.500 plazas de estacionamiento libre y gratuito a cinco minutos andando de cualquier rincón del casco urbano, con margen aún para ser ampliadas. Sobre esta base, Vilagarcía ha podido ganar espacios de uso peatonal. Calles y plazas recuperadas para la gente frente al dominio del tráfico convencional. Hoy ya es posible recorrer a pie el centro de punta a punta sin necesidad de competir con el automóvil.

Pero el proyecto más ambicioso en busca de esa movilidad sostenible, el que verdaderamente distingue a Vilagarcía frente a otras ciudades, es esa apuesta a fondo por el desarrollo de la bicicleta y de circuitos que permitan su utilización de forma segura y habitual. Acaba de comenzar, en una de sus principales avenidas, la construcción del primer tramo de una red de ciclovías que discurrirá por los ejes que articulan las comunicaciones en el municipio. Con una longitud total de 13 kilómetros, este entramado está llamado a marcar las diferencias en la consecución de una forma de transporte saludable tanto para quien la practica como para los demás, puesto que no genera una sola emisión contaminante.