Siempre hay algo que comprar en rebajas

Aunque los descuentos ya fueron suculentos en la campaña navideña, los comercios estaban ayer llenos

Primer día de rebajas en Vilagarcía Primer día de rebajas en Vilagarcía

vilagarcía / la voz

El ir y venir fue constante en el primer tramo de la calle Rey Daviña, la arteria comercial

Hubo quien hizo largas colas para devolver un regalo que no había dado en el clavo

La FCP calcula que durante esta campaña se moverán 6 millones en O Salnés

Fue como un grito de guerra copiado de Carrie Bradshaw: «¡Vamos a las rebajas!». Lo profirieron, a modo de saludo, las integrantes de un grupo de jóvenes que habían fijado su punto de reunión en la puerta de una de las tiendas que el grupo Inditex tiene en la calle Rey Daviña. Enfundadas en sus parcas verdes, las compradores parecían un pequeño ejército dispuesto a gastarse todo el dinero que le habían dejado los Reyes en comprar ropa y complementos.

La escena, ya lo hemos dicho, discurre en Vilagarcía. Las tiendas aún no llevan una hora abiertas, pero en el interior de algunas de ellas las colas giran varias veces sobre sí mismas. En Zara, por ejemplo, la hilera de clientes que esperan ante la caja culebrea entre los expositores de ropa, haciendo desistir de su empeño a los compradores menos ansiosos, o a los incautos que, ignorando el inicio de las rebajas, eligieron la mañana del 7 de enero para intentar cambiar un desafortunado regalo de Reyes.

Es cierto que las principales escenas de aglomeraciones se registran en los establecimientos que pertenecen a los gigantes de la moda, que en Vilagarcía son unos cuantos. Zara se lleva la palma, pero el resto de marcas del grupo Inditex registraron también importantes llenos, enormes colas. El efecto contagio es evidente, y en el primer tramo de la calle Rey Daviña, el ir y venir de compradores con bolsas en las manos es constante. Resulta un tanto extraño el furor de compras, ya que muchos de estos establecimientos ya habían realizado jugosos descuentos durante la campaña navideña. Pero ayer la actividad era constante en la mayoría de las tiendas. Hasta parecía que al mercado de Vilagarcía habían llegado más puestos cargados con su mercancía.

El ritmo decayó, un poco, a mediodía. Muchas zapaterías y tiendas hicieron la pausa habitual de la hora de la comida. Pero en Zara las puertas siguieron abiertas, y el local sorprendentemente lleno de gente. A las cuatro menos cuarto de la tarde, seguía habiendo colas importantes ante las cajas registradoras. «Yo vengo a acompañar a mi madre y de paso a echar un vistazo», cuenta una joven. «Solo vengo a ver qué hay por aquí y a traer a mi hija. Tiene 19 años y los Reyes le han traído dinero, y está mirando a ver si coge algo, aunque creo que esperará a la nueva temporada», comenta otra clienta. Y una mujer, cargada con bolsas, reconoce que se ha embarcado en este tumultuoso primer día de rebajas para zanjar cuanto antes el cambio de unos regalos de Reyes. «De paso le he comprado algo de ropa al niño», confiesa. Y es que es lo que tiene esta campaña, que siempre se acaba picando algo.

Eso explica los datos que maneja la Federación de Comercio de Pontevedra, que estima que durante las rebajas de invierno se realizarán compras en O Salnés por un valor de algo más de seis millones de euros.

Desde la Federación de Comercio de Pontevedra también recalcan el hecho de que, de hecho, los descuentos ya llevan tiempo instalados en buena parte de los comercios que no tienen detrás grandes marcas. «Desde mediados de noviembre, el 35 % de los establecimientos ya tuvieron descuentos de entre un 50 y un 60 por ciento». Fenómenos como el Black Friday, ayudados por un tiempo atípico para estas fechas, empujó a los locales comerciales a realizar ofertas para captar clientes.

Votación
0 votos
Comentarios

Siempre hay algo que comprar en rebajas