La carga de trabajo en los juzgados de Vilagarcía triplica el límite de saturación

Serxio González Souto
serxio gonzález VILAGARCÍA / LA VOZ

VILAGARCÍA DE AROUSA

MONICA IRAGO

El volumen de casos pide la creación de una cuarta sala que, sin embargo, ha desaparecido de las memorias del TSXG

16 oct 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

El volumen de trabajo en los tres juzgados de instrucción y primera instancia de Vilagarcía continúa siendo agotador pese a los cambios introducidos por la reforma legal del controvertido exministro Gallardón. Esta situación no afecta a todos los ámbitos por igual. Así, la entrada de asuntos penales en los juzgados 1 y 2 ronda, a falta de contabilizar el último trimestre de este año, los dos mil expedientes, todavía por debajo de la ratio en la que el Consejo General del Poder Judicial sitúa el límite de saturación: 2.500 casos. El 2015, por ejemplo, se cerró al borde de las tres mil diligencias, un millar en el caso del número 3, que tiene asignada la investigación de los episodios de violencia doméstica.

Si de los registros penales dependiese, los números de la actividad judicial en la capital arousana resultarían poco menos que idóneos. Es más, este ámbito está descendiendo ya que, aquí sí, el establecimiento de plazos y condiciones para el desarrollo de las diligencias que trae aparejada la nueva ley ha aligerado la carga de trabajo. El verdadero problema se sitúa en la vía Civil. Entre enero y septiembre, las tres salas vilagarcianas han acumulado 4.726 asuntos, que rebasan los 4.210 casos que se contabilizaron a lo largo de todo el 2015. Teniendo en cuenta que todavía quedan tres meses para el cierre de este ejercicio, el balance del 2016 se adivina aplastante. De momento, los mil y pico expedientes que están manejando cada uno de los juzgados triplican sobradamente ese límite de saturación que maneja el CGPJ y por lo que respecta al ámbito civil se estipula en 400 dosieres.

Nueve años esperando

Suele darse por sentado que lo que puede ser medido no es opinable. Este principio cartesiano no parece rezar, sin embargo, para la Administración a la hora de abordar la creación de un cuarto juzgado en Vilagarcía. Un paso que se diría más que justificado a la vista de estas cifras. En el 2007, el entonces presidente del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, Antonio González Nieto, inspeccionaba la sede judicial de la capital arousana y anunciaba que la reivindicación sería asumida por la institución. A partir de entonces, la necesidad de esa cuarta sala fue incorporada a las memorias anuales del TSXG. Algo que, sin embargo, ha cambiado radicalmente. El último informe, el del 2015, no contiene una sola línea acerca de este propósito. Únicamente la reseña de algunas actuaciones menores.