No al cierre del ambulatorio por la tarde

En Vilagarcía crece la preocupación por la posibilidad de que el Sergas siga en San Roque el ejemplo de Cambados. Las mareas se unieron ayer al rechazo de tal idea


vilagarcía / la voz

Fue el propio conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuíña, quien encendió el viernes todas las luces de alarma en su visita al Hospital do Salnés. Almuíña dejó entrever que quizás sería preciso seguir en Vilagarcía el ejemplo de Cambados y cerrar el ambulatorio de San Roque durante las tardes de verano. El gobierno local, que encabeza el socialista Alberto Varela, reaccionó de inmediato, mostrando un rotundo rechazo a semejante medida y anunciando cuantas gestiones sean precisas para evitarlo. Que el tema preocupa en la capital arousana es evidente. Ayer, las voces de Por unha Marea na Vila se unieron a las críticas hacia el planteamiento del Servizo Galego de Saúde.

«As persoas que participamos deste espazo de unidade consideramos inadmisible a política de sanidade do Partido Popular, que parece estar cebándose coa zona do Salnés», subrayan los portavoces de un proyecto político del que forman parte Esquerda Unida, Somos Maioría y Podemos. «Non contentos coa eliminación da área sanitaria, agora poñen en dúbida a apertura dos centros de saúde polas tardes de verán, xerando con estas palabras un inicio de alarma social entre a cidadanía de Vilagarcía». No comprenden los integrantes de este movimiento que la Administración sanitaria responda así al derecho de su personal a disfrutar de sus períodos de vacaciones sin que esto acarree una disminución en la calidad del servicio que reciben los ciudadanos. «Calquera xestión que non vaia encamiñada nese senso será unha xestión irresponsable que pon outros intereses por enriba da saúde das persoas», advierten las mareas.

El espacio unitario garantiza al gobierno socialista que estará a su lado en la defensa del sistema público de sanidad. «É necesario, ademais, que se existen indicios veraces da intención de pechar o ambulatorio polas tardes, se faga un chamamento á cidadanía de Vilagarcía, que xa anteriormente respondeu mobilizándose masivamente na defensa da área sanitaria». En opinión de las mareas, solo la ciudadanía está facultada para hacer oposición a un gobierno, el de la Xunta, al que acusan de «empregar a súa maioría absoluta en contra das persoas». Recordando el ejemplo del área sanitaria, acusan al PPdeG de «estar a defender intereses distintos dos da maioría social».

Por unha Marea na Vila garantiza a Ravella que estará a su lado en la defensa de la sanidad

Humedades y malos olores en la sala de urgencias del centro de salud

El centro de salud de A Illa estará de estreno el próximo mes de octubre, fecha para la que la Consellería de Sanidade tiene previsto concluir las obras de ampliación que están actualmente en ejecución. Pero, hasta entonces, los usuarios tendrán que seguir sufriendo las barreras arquitectónicas, las estrecheces y una sala de urgencias que parece de otro tiempo. Este habitáculo, situado en la planta baja, presenta un serio problema de humedades, que deriva en malos olores y en una sensación de falta de higiene. Esta sala se usa para hacer nebulizaciones, administrar sueros y atender por urgencia a aquellas personas que acuden en camilla o no pueden subir las escaleras. La junta de personal informó a la Xunta, pero nada se ha hecho por resolver el problema.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

No al cierre del ambulatorio por la tarde