Un nudista en los puestos de la Festa do Albariño

Un hombre desnudo se paseó por A Calzada a plena luz del día y fue desalojado por la Policía Local


Cambados/ La Voz

No fue el primero que se paseó por la Festa do Albariño como su madre lo trajo al mundo pero sí el primero que tendrá que responder ante la Subdelegación del Gobierno por ello. La Policía Local de Cambados cursará la correspondiente denuncia por una infracción administrativa por los hechos registrados el jueves por la tarde, cuando B. P., vecino de Melide, se presentó en pleno Paseo da Calzada con un gorro panameño y una camiseta sobre los hombros como única vestimenta. Se acomodó sobre un barril, se puso de charla y enseguida acaparó miradas y el foco de los móviles.

No pudo acabar la fiesta. En cuanto recibieron el aviso, los agentes de la policía enfilaron corriendo hacia los puestos del vino. La autoridad es la autoridad y el individuo no opuso resistencia y los acompañó para proceder a su identificación. Explican desde la policía que de haber menores cerca podría complicársele el expediente, pero, en circunstancias normales, el caso debería quedar en una denuncia por escándalo público y una multa.

Lo que nadie le quita es el protagonismo absoluto en el ruxe-ruxe de la fiesta en el día de ayer, aunque los novedosos baños de A Calzada tampoco le quedan a la zaga, y para bien. Su foto circuló, primero, por el WhatsApp y después por los medios de comunicación, eclipsando otras atracciones aptas para todos los públicos como la sesión de juegos tradicionales que hubo al mediodía en la Praza do Concello, con lleno absoluto.

Está por demostrar que el nudista del Albariño actuara bajo los efectos del alcohol, pero el alcohol sí tiene mucho que ver con otros incidentes que se dan en estos días de vino y botellón en el pueblo. Entre el miércoles y el jueves, los controles policiales arrojaron varias alcoholemias positivas y hubo también peleas, que acabaron con, al menos, un ingreso en Urgencias del Hospital do Salnés. Lo peor se espera para esta noche pero ya el jueves circularon el garrafón y las drogas por los jardines de A Calzada, con redada policial incluida.

Es la cara menos amable de la Festa do Albariño, que, pese a todo, no llega a eclipsar el ambiente de alegría y buen humor que reina en Cambados hasta el domingo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
34 votos
Comentarios

Un nudista en los puestos de la Festa do Albariño