La inauguración de Alcampo colapsa la avenida de As Carolinas

El hipermercado recibe en su estreno un aluvión de visitantes de toda la comarca

.

vilagarcía / la voz

Vilagarcía saludó ayer a Alcampo como si de una primera jornada de rebajas se tratase. Cuando el hipermercado de As Carolinas abrió sus puertas, a las nueve de la mañana, su aparcamiento estaba ya prácticamente repleto. Veinte minutos después, encontrar una plaza libre comenzaba a ser un problema. Hacia mediodía, el problema consistía en acceder al volante a la capital arousana a través de la avenida de As Carolinas, colapsada por una densa circulación rodada. Es cierto que la coincidencia del desembarco del grupo francés con el mercado de cada martes no le hizo un favor al tráfico, pero cualquiera que se dejase caer por allí pudo comprobar que el factor esencial, el que tiraba del nudo, era el estreno de un establecimiento que recibió un verdadero aluvión de visitantes.

La clientela procedía de todos los puntos de la comarca de O Salnés. De A Illa, de Cambados, en buen número por cierto, de Vilanova o de Meaño. Hubo quien preguntó si en el hipermercado se regalaba algo. Solo rosas. La oferta de 35.000 productos y las expectativas generadas por su llegada fueron suficientes para impulsar a un continuo flujo de personas hacia el interior de los cinco mil metros cuadrados de superficie de ventas de los que dispone Alcampo. Habida cuenta de que la jornada inaugural no concluyó hasta las diez de la noche, será difícil obtener datos de afluencia hasta esta mañana. No obstante, se da por hecho que al menos tres mil potenciales compradores habían pisado el establecimiento de As Carolinas a mediodía.

«Aínda acabamos de chegar, e non vos podo dicir, aínda que isto ten boa pinta», comentaba una pareja de A Illa a la sombra de un televisor de buen tamaño. Electrodomésticos y electrónica atraían a sus aficionados, pero sin duda el área que se llevaba la palma era la de alimentación. Y, en concreto, la de alimentos frescos, con la pescadería y su acuario con especies vivas a la cabeza. La plantilla, conformada por 150 trabajadores, se multiplicaba para afinar la maquinaria. Y la cafetería echaba humo junto a un enorme mural en paneles que recrea el litoral de Vilagarcía, desde Carril a Ferrazo.

Las reflexiones de Zona Aberta

El director de Alcampo en la zona norte de España, Jesús López, valoraba muy positivamente el arranque del hipermercado, insistiendo en la idea de que no viene a competir con el comercio local. La visión de Zona Aberta, claro, no es la misma. Su presidenta, Rocío Louzán, invitó a reflexionar sobre el hecho de que se produzca un atasco a las nueve menos diez de la mañana en el entorno del centro de salud «para comprar algo que va a seguir habiendo» el resto del día.

«Esto es un salto para la oferta de Vilagarcía»«Pienso sacarme la tarjeta; lo prefiero»

«Hoy [por ayer] vinimos ya con la idea de comprar y nos vamos sorprendidos con lo que hay. Esto es un salto tremendo para la oferta que existía en Vilagarcía. Lo bueno que tienes es que encuentras marcas de todo tipo, desde lo más caro a lo más barato, y hay de todo. Nosotros, además, pudimos aparcar a la primera».

«Vine solo para echar un vistazo y comprar de cosas. Andando, así que no tuve problema con el coche. Es como siempre, Alcampo no tiene problema. Cuando vamos a Vigo yo lo prefiero a otros establecimientos; tiene muy buenos precios, y ahora que está aquí pienso sacarme la tarjeta».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

La inauguración de Alcampo colapsa la avenida de As Carolinas