Una gran idea que se ha transformado en un pequeño desastre

Antonio Garrido Viñas
antonio garrido VILAGARCÍA / LA VOZ

AROUSA

El parque multiaventura de Vilagarcía languidece tras el ataque de los vándalos y la falta de mantenimiento

19 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El parque multiaventura que el Concello de Vilagarcía preparó para la zona de Matosinhos no tuvo un buen inicio. Apenas se habían podido subir los chavales a los juegos, cuando alguien cortó de noche uno de los cables con una cazalla. Un sabotaje en toda regla que fue solo el inicio de lo que ha vivido la instalación, que languidece presa de los vándalos y, también, de la falta de mantenimiento que precisaría una instalación de este estilo.

El repaso de los problemas es extenso porque prácticamente ni uno de los elementos está en buen estado. Pero, quizás, lo más grave es que ese estado presenta un notable peligro en un lugar por el que pasan a diario cientos de chavales camino de los colegios que están apenas a unos metros. Hay tornillos sueltos, puntas a la vista e incluso elementos más que contundentes por los suelos, que podrían acabar protagonizando un incidente grave.

La instalación consta de ocho árboles del parque como vértices, y está fabricada con piezas de madera para mantener el diseño natural en la medida de lo posible. Entre los componentes que se han añadido al parque multiaventura se encuentran mallas para trepar, rampas de escalada, casetas, una tirolina y un tobogán. Los elementos están situados entre los árboles y se elevan a una altura aproximada de un metro. Por debajo, se sitúa una capa de corteza de pino como amortiguado. El problema es que la inmensa mayoría de esos elementos están inutilizados. Una de las casetas está literalmente destrozada y con las tablas a los pies de la estructura, salvo un par de ellas que alguien ha apoyado en una fachada. En esa caseta asoman los tornillos con un peligro más que evidente.