A tope en la playa fluvial de Vilarello

r. Ares / A. g VALGA / LA VOZ

AROUSA

RAQUEL ARES

El de Valga es uno de los chiringuitos de este verano, capaz de atraer a clientela de O Salnés, Padrón, Boiro e incluso Eslovaquia

02 ago 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Durante este verano, en el que los eventos multitudinarios se dan a cuentagotas, jóvenes de toda la comarca y más allá han encontrado en las sesiones disyóquey de la playa fluvial de Vilarello, en Valga, su vía de escape. Las tardes de cada jueves, viernes y sábado corren a cargo de los disyóquey DJ Pabs, Pedro Gainza y Maqui. Sin duda la clave del éxito detrás de estos tardeos recae en lo mucho que se asemejan a la antigua normalidad. De no ser por la obligatoriedad de respetar las medidas de seguridad, bailando sentados y con la mascarilla puesta, todos los presentes olvidarían al ritmo de los grandes éxitos del reggaeton -nuevo y antiguo- la situación en la que continuamos sumergidos.

El viernes se reunieron en la terraza cantidad de jóvenes de O Salnés, pero también de Padrón, Pontesures, Boiro e incluso Eslovaquia. A medianoche continuaban llegando vehículos repletos de chavales, que no pudieron acceder al recinto porque el aforo ya estaba cubierto desde hacía horas. Al tiempo que el sol se escondía y las sudaderas hicieron su aparición, las mesas empezaron a llenarse de platos con hamburguesas, nuggets y patatas, entre otras muchas opciones.

Cercanía

Sin duda el buen ambiente que se cuece cada tarde en este local valgués merece el viaje, o eso dice el boca a boca, pero es el trato cercano, tanto de la gerente del local como del personal que atiende las mesas, lo que anima a repetir el plan cada semana.