La curva del covid parece que ya da un respiro en la comarca de O Salnés

Antonio Garrido Viñas
antonio garrido REDACCIÓN / LA VOZ

AROUSA

MONICA IRAGO

La incidencia a siete días ha empezado a bajar en prácticamente todos los concellos

28 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Es pronto para ser optimista, sobre todo porque el bum de esta quinta ola ha sido tan explosivo que se ha escuchado por doquier, pero parece que el covid comienza a dar un respiro en la comarca de O Salnés. No en el número de casos activos, que sigue siendo altísimo, pero sí en la aparición de nuevos positivos. Ayer, por fin, la incidencia a siete días en la inmensa mayoría a los concellos de la comarca ha bajado. La excepción la marca Sanxenxo, que tiene un serio problema de salud pública que habrá que ver cómo se ataja en pleno agosto. El comité clínico tiene la palabra, pero su incidencia a catorce días está ya en 2.227 casos por cien mil habitantes.

Al margen del caso sanxenxino, en O Salnés hay ahora mismo tres focos de preocupación. Por un lado, O Grove, donde la incidencia a siete días está en 1.173, con 125 positivos diagnosticados en la última semana. Allí se realizó el pasado lunes un cribado voluntario. Acudieron 687 personas, el 85% de las que habían sido citados, y en el él se detectaron ocho positivos.

Cambados es otro de los concellos que tiene una tasa de casos exacerbada. El dato a catorce días ha escalado hasta los 1.331 casos por cien mil habitantes, pero es verdad que la curva a siete días parece hacer doblegado su pico. Esto no quiere decir que no surjan casos nuevos, solo que la velocidad de aparición ha comenzado a ralentizarse.