Tato Vázquez: «Hay que hacer un stop absoluto»

La Voz VILAGARCÍA / LA VOZ

AROUSA

Martina Miser

El coordinador de Urgencias del Hospital do Salnés, presidente de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y miembro del subcomité clínico habla de que «hay transmisión comunitaria abierta»

22 ene 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El coordinador de Urgencias del Hospital do Salnés, presidente de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y miembro del subcomité clínico, Tato Vázquez, sabe bien de lo que habla cuando habla del covid-19. La situación es peor que mala en la comarca de O Salnés. Pero es que es peor que mala en toda Galicia. Y en el conjunto del estado, dice. «Hay transmisión comunitaria abierta», recalca el médico. Ya no se puede hablar de brotes, ya no tienen sentido, dice, las medidas tomadas de forma parcelada. «Lo que hace falta ahora es parar. Hay que hacer un ‘stop' absoluto». Eso es lo que al él le dicen los datos. Otra cosa, claro, es lo que las autoridades dispongan.

Pero lo cierto es que hemos atravesado todas las líneas rojas marcadas para considerar que estamos en un situación extrema. Al ritmo actual, los servicios sanitarios no tardarán en resquebrajarse de todo. Los servicios de Urgencias ya reciben más del 25 % de enfermos relacionados con el covid-19, y que los hospitales comienzan a atascarse. Y que detrás de todo esto hay personas, algunas de las cuales «cogen un billete de ida y ya no vuelven».

La voz de Vázquez Lima no es única. Ayer, varios alcaldes de la comarca mostraron su convencimiento de que, dada la situación en la que nos encontramos, lo mejor sería ir a un confinamiento total, como el de marzo. «Si entonces funcionó...», dicen algunos de los regidores. El alcalde de Vilanova, Gonzalo Durán, lo tiene claro. «La única solución es el confinamiento domiciliario». Ayer, eran 35 los casos en activo en el municipio que dirige. «Si no hay vacunas ni medicinas, no hay otra que quedarse en casa cuando estamos hablando de ayuntamientos que tienen una incidencia de 14 días de más de 500 casos». Lo mejor, insiste, es establecer el confinamiento domiciliario «porque todos sabemos que hay transmisión dentro de los municipios, como ocurrió en A Illa, que fue un problema de andar casa por casa».