Cordal: «Non podemos permitir que se aparque nas beirarrúas»

El PP da su apoyo a los comerciantes molestos con el Concello


cambados / la voz

El Concello de Cambados tiene previsto abrir a mediados de esta semana en Rúa Nova un nuevo párking público, el tercero del pueblo que se suma a los que existen en la avenida do Salnés. Tiene capacidad para cincuenta coches y su uso de es carácter gratuito. Esta nueva bolsa de aparcamiento le cuesta al Concello dos mil euros al año en concepto de alquiler de los terrenos, cantidad que el gobierno local da por bien empleada dado que van a contribuir a paliar el problema de falta de estacionamiento en el centro urbano. Y este problema le está dando más de un quebradero de cabeza al bipartito.

Los comerciantes han reunido 682 firmas para protestar contra la falta de aparcamiento y la política de semipeatonalización del centro urbano, que ha ocasionado la eliminación de algunas plazas de estacionamiento y de carga y descarga de mercancías. Pero, aun siendo conscientes de la situación, en el bipartito no comparten los argumentos de los empresarios. «O que non podemos permitir é que se aparque nas beirarrúas, non se pode pretender ter aparcamento diante da porta de cada comercio. Hai que encaixar os intereses dos comerciantes cos dos viandantes», señala el concejal de Mobilidade, Tino Cordal.

En su opinión, las quejas están auspiciadas por la colocación de nuevos bolardos en Curros Enríquez, elementos que se pusieron con el fin de proteger a los peatones y retirar los contenedores de la basura de esta calle. Y, de paso, evitar el estacionamiento de coches que se produce encima de las aceras aprovechando la falta de desnivel.

 La instalación de estos pivotes generó una pequeña revuelta de los comerciantes, que desencadenó en una recogida de firmas que ha logrado un amplio respaldo entre empresarios, trabajadores y vecinos del entorno. Afirman que en el último año han perdido ventas y alertan del progresivo cierre de negocios, pero Tino Cordal no cree que esta situación sea atribuible al gobierno local. «As semipeonalizacións xa se veñen facendo desde hai moitos anos, moito antes de que chegaramos nós», argumenta. Se refiere a la implantación de un modelo urbano en el casco histórico que consiste en habilitar calles de dirección única, con calzada de granito y aceras de losa de piedra al mismo nivel, acotadas por bolardos metálicos o macetas.

El caso de Curros Enríquez

El Concello planteó la posibilidad de dar un paso más en Curros Enríquez, autorizando solo el paso de vehículos para residentes y servicios, pero esta medida quedó en suspenso ante la negativa del comercio de esta calle.

El PP terció ayer esta polémica para manifestar su total apoyo a los comerciantes y reprocharle al gobierno local falta de diálogo con los afectados. Además, su portavoz Luis Aragunde anunció la presentación de una batería de medidas en beneficio del colectivo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Cordal: «Non podemos permitir que se aparque nas beirarrúas»