Durán la emprende ahora con Varela y con el mismísimo Pedro Sánchez

El vilanovés culpa del bloqueo de la mancomunidad a «los corruptos del PSOE»


vilagarcía / la voz

El presidente en funciones de la Mancomunidade do Salnés, el popular Gonzalo Durán, imprimió ayer un giro de 180 grados a su estrategia con respecto a su propia negativa a convocar el órgano comarcal para su renovación. Si hasta ahora había cargado las tintas en el regidor de Meaño, Carlos Viéitez, al que acusa de haber entregado la mayoría del ente a la izquierda a cambio de un incremento salarial de quinientos euros, hoy los principales enemigos de Durán, los responsables de todo, parecen ser el alcalde de Vilagarcía, Alberto Varela, y el Partido Socialista. En una de sus clásicas acometidas dialécticas, el hombre que desde hace cuatro años preside la mancomunidad en funciones acusó de la situación de bloqueo «a los corruptos del PSOE». E instó a Varela a manifestarse sobre el transfuguismo, ahora que está a punto de convertirse en el presidente de la Federación Galega de Municipios e Provincias.

Carlos Viéitez, al que Durán Hermida no dudó en calificar de «felón», proclamando que la votación en la que se eligió a los vocales comarcales de Meaño le producía asco, no ve ahora en el regidor meañés más que una pieza menor. «De los corruptos del PP no hablo, porque ya no están», dijo, en evidente referencia a Viéitez, expulsado de las siglas populares a raíz de este caso. Es más, no duda el también regidor de Vilanova en apuntar hacia lo alto para introducir al presidente del Gobierno en funciones en esta intrincada madeja de acusaciones: «Qué le puede decir Pedro Sánchez al alcalde de Meaño, si lo han cachado haciendo trampas en la campaña electoral; le responderá, qué hay de lo tuyo, Pedrito». En el fuego a discreción, Durán no deja blanco sin tocar: «El nivel ético de la Diputación ya ves cuál es; tuvieron el cinismo de decir que no sabían lo que iba a suceder, y es la primera vez en la historia que asesores de la Diputación estuvieron en el pleno de Meaño».

Toda esta andanada vino a cuento de la decisión de los cinco alcaldes socialistas de O Salnés de personarse en el contencioso sobre la elección de los vocales de Meaño. Y a la exigencia paralela de que convoque de una vez una sesión constitutiva que acumula dos meses y medio de retraso, una vez que el juzgado descartó las medidas cautelares que pedían Meaño Independiente y un particular. «Cuando tenga el escrito del PSOE ya pediré el informe pertinente», apuntó, en la única referencia de su largo discurso a cualquier posibilidad de llamar a los integrantes del organismo comarcal. «Este es un problema de Meaño, que el PSOE ha causado al presionar a un alcalde que era del PP a cambio de darle quinientos euros más de sueldo de lo que cobraba, y un puesto que no le correspondía por número de votos en la mancomunidad».

A aquella votación de Meaño, y a ello se aferra Durán una y otra vez, un magistrado se refirió como transfuguismo. Y aquí entra lo que Durán espera de Alberto Varela: «A un alcalde hay que pedirle un comportamiento honorable, pero siendo presidente de la Fegamp me gustaría que públicamente diga si está a favor del transfuguismo, porque el código ético del PSOE dice que no se beneficiará de votos de tránsfugas».

No hay, pues, perspectivas de ningún tipo que apunten a una próxima convocatoria de la mancomunidad. Así las cosas, probablemente lo más revelador de cuanto ayer manifestó su presidente en funciones fuese la frase final: «Es culpa del PSOE de los corruptos; que lo arreglen ellos y asuman que perdieron las elecciones en esta comarca».

Vicepresidencia guarda silencio sobre el retraso en la constitución del ente comarcal

La Vicepresidencia e Consellería de Presidencia, Administracións Públicas e Xustiza es la institución que tutela las mancomunidades de municipios. Ella es la depositaria de sus estatutos y, como tal, la instancia que debería resolver problemas como el bloqueo al que se está viendo abocado el ente de O Salnés si sus integrantes son incapaces de sacar adelante su constitución. Básicamente, porque su presidente en funciones ni siquiera los convoca. Pese a todo ello, el departamento autonómico guarda silencio sobre cualquier intervención que permita reactivar el organismo. Lo único que la Xunta ha apuntado al respecto de la situación que atraviesa la Mancomunidade do Salnés es la constatación de que Gonzalo Durán sigue a su cabeza en funciones.

Entretanto, las asignaturas pendientes se van acumulando. El ente mancomunado debería presentar y aprobar las cuentas de este año, así como impulsar el presupuesto del año que viene y definir proyectos como la presencia de la comarca en Fitur, cuya siguiente edición se desarrollará entre los días 23 y 26 de enero, y a este paso cogerá en pañales a los nueve municipios que componen el organismo.

Al menos en teoría, existen vías para seguir adelante pese al conflicto desatado en Meaño. Durán podría llamar al comité ejecutivo de la mancomunidad, que componen los nueve alcaldes, sin que la votación de Meaño influya en su composición para nada. Incluso excluir de la convocatoria a los representantes del pequeño municipio en tanto no se resuelva el proceso judicial. Por el momento, ni una ni otra.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Durán la emprende ahora con Varela y con el mismísimo Pedro Sánchez