El nuevo auditorio de Vilanova ya hace aguas

Hay goteras en el vestíbulo y en el patio de butacas y los camerinos de la planta baja están inundados. El edificio se estrenó hace tres semanas


vilanova / la voz

El 26 de septiembre, el auditorio de Vilanova abría sus puertas por primera vez. Ese día, por fin, sonó la música sobre el escenario y el público pudo escucharla en unas cómodas butacas. Ayer en el Concello llegaron a plantearse la posibilidad de suspender las actuaciones previstas para esta tarde (teatro y cine) a la vista del deplorable estado que presentaban las instalaciones. Por la mañana, las goteras inundaban la zona del vestíbulo y el pasillo frontal del patio de butacas y en la planta baja, donde se sitúan los camerinos, el agua llegaba a cubrir las suelas de los zapatos.

Según explican desde el Concello, el problema de las goteras tiene su origen en una grieta que ha surgido en el sistema del aire acondicionado, grieta que ayer mismo se taponó de forma provisional con espuma, a la espera de una intervención de mayor alcance. El problema de la planta baja es otro. Allí el agua proviene de las filtraciones que se producen del subsuelo, un terreno que, cabe recordar, corresponde a un relleno ganado al mar y que podría seguir causando contratiempos. Tanto es así que ya se ha previsto la instalación de una bomba de achique que se activará siempre que haya inundaciones. Ayer al mediodía todavía no se había utilizado.

El auditorio de Vilanova acabó de construirse en septiembre después de cinco años de trámites y obras y supuso una inversión de 1,3 millones de euros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El nuevo auditorio de Vilanova ya hace aguas