Profetas en su tierra. El Campeonato de Europa Júnior de 420 y 470 concluyó en la tarde del martes tras seis jornadas de combates navales entre los casi dos centenares de parejas que se citaron en aguas de Vilagarcía, con el Centro Galego de Vela como base de operaciones. Profetas en su tierra el vilagarciano Jacobo García, más que nadie, y su pareja deportiva, el coruñés Toni Ripoll. Los regatistas del Real Club Náutico de Sanxenxo aprovecharon la única de las dos mangas programadas concedidas ayer por el viento arousano para desbancar a los defensores del título y vigentes campeones del mundo absolutos de la clase, el vigués Martín Wizner y el poiense Pedro Ameneiro (R.C.N. Vigo), del segundo puesto de un podio sub-19 de 420 íntegramente español. Los baleares Conrad Könitzer y Fernando Rodríguez, tiranos de la general prácticamente durante todo el campeonato, se permitieron el lujo de despedirse con un 40 del mismo escenario en el que la pasada primavera se alzaban con el título nacional de la clase preolímpica, llevándose el cetro continental con 61 puntos netos. A sus flancos, García y Ripoll, que con un sexto puesto contabilizaban un total de 79, conquistando la plata a costa de la dupla Wizner-Ameneiro, víctimas de una mala decisión durante la última manga, que les costó un 28 de parcial que tocó descartar para quedarse en 85 puntos; superados en la general combinada por las campeonas femeninas, las polacas Zofia Korsak y Cendrowska Karolina, terceras con 81 tras su triunfo en la undécima y última manga del Europeo. Un desenlace al límite, por cuanto la ausencia de viento amenazó con cerrar el programa del 420 con la clasificación del día anterior, hasta la aparición de un viento de 15 nudos a un cuarto de hora del tope para la salida.

Jacobo García, que celebró en el agua los éxitos hispanos junto a sus compañeros de podio y el dúo balear Neus Ballester-Andrea Perelló, campeonas europeas sub-17, declaraba tras acabar cerca de medalla en el reciente Mundial, y presentarse en Vilagarcía con el oro europeo sub-17 del 2018: «Estábamos nerviosos, nuestros rivales nos iban ganando, pero poco a poco fuimos remontando, y cuando vimos que teníamos detrás a los que verdaderamente nos importaban, los israelitas, fuimos sin presión. Porque lo importante era mantener el podio».

Los sub-17 galos Delerce y Rossi completaron el palmarés de 420. En 470, oros alemanes femenino, Dahnke-Winkel, y masculino, Schlüter-Eichhorst, e italiano en mixta, Andrea Totis y Alice Linussi.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El vilagarciano García y el coruñés Ripoll, subcampeones de Europa júnior