El camino de vuelta del berberecho

No hay ninguna certeza sobre cuáles pueden ser las razones que lo expliquen, pero lo cierto es que el bivalvo ha vuelto a la ría; la lonja de Carril es testigo de su regreso


vilagarcía / la voz

A finales de 2012, el pesimismo se instaló en el mar arousano. La marteilia había arrasado las poblaciones de berberecho de la ría y nada hacía confiar en la recuperación de una especie capital para el sector. En los años siguientes, los datos de capturas parecían terminar de colocar los clavos del ataúd del berberecho arousano. Y, sin embargo, este parece haber logrado encontrar la forma de sobreponerse al parásito, haber hallado el camino de vuelta a los fondos de la ría.

Os Lombos do Ulla ha sido, históricamente, un banco de berberecho. Su capacidad de producción de este marisco parecía, décadas atrás, imbatible. Sin embargo, en 2012, también esa zona flaqueó. De hecho, el área de Carril y la desembocadura del río fueron identificadas como la «zona cero» de la marteilia, el punto en el que esta habría entrado en la ría de Arousa. Este año, al despedir la campaña de libre marisqueo en esas aguas, la flota dejaba atrás buenas reservas de berberecho. «Durante a campaña pescouse ben».

Las capturas

Más allá de las sensaciones que tiene la flota están los datos. Según la plataforma Pesca de Galicia, en el primer semestre de este año se subastaron en las lonjas de Arousa Sur un total de 238.575 kilos de este bivalvo. Una cifra inferior a la subastada en el primer semestre del 2012, cuando comenzaba a mascarse la tragedia que llegaría después. Entonces, se había vendido en las mismas lonjas 268.645 kilos. Solo un año después, la producción de berberecho quedaba limitada, también en los primeros seis meses del año, a unos angustiosos 5.653 kilogramos.

Las tornas parecen haber cambiado, aunque el sector se lo toma con cautela. «Cando rematou a campaña quedaba berberecho no río. Esperemos que siga alí cando volvamos», dicen los mariscadores arousanos. Y es que resulta complicado confiar en el berberecho. «Xa houbo outras veces que parecía que se recuperaba e logo, nada», indican. Sin ir más lejos, en 2017 el primer semestre del año se cerró con unas capturas razonables, parecidas a las de este año.

Carlos Mariño, biólogo en la cofradía de Cambados, es razonablemente optimista. «En principio, este ano non apareceu o parasito coa intensidade doutras ocasións. Houbo certa mortandade, pero menor», explica. No sabe a qué achacar esta realidad. Quizás hayan influido unas condiciones oceanográficas atípicas, un tiempo extraño, o que el intermediario de la marteilia, que aún está por identificar, haya tenido un comportamiento anómalo.

Cauto optimismo

Pero lo cierto es que parece que el berberecho se recupera, aunque el escenario no es igual en todos los bancos marisqueros. En O Sarrido, por ejemplo, parece que no acaba de arrancar. Sin embargo, en la batea en la que se están realizando pruebas para restablecer la producción de este bivalvo las cosas van mejor. «Está ben. Hai dous anos morrera, pero este ano non». Eso, sumado a que la época de más riesgo de expansión de la marteilia parece haber pasado, abre la puerta a un razonable optimismo.

238.575

Kilos totales

Berberecho vendido hasta julio en lonjas de Arousa Sur.

965.304

Euros

Facturación por la primera venta de esta especie.

192.559

Carril

Kilos vendidos en Carril, por 756.922 euros.

La Xunta ha puesto en marcha varios proyectos para intentar batallar contra el parásito

Desde la irrupción de la marteilia y el caos que sembró a su alrededor, la Consellería do Mar ha puesto en marcha diversas acciones de investigación «que inciden na mellora da produción e para loitar contra o parasito». «Estes proxectos supoñen un investimento superior ao millón de euros», continúa la Xunta. En ese paquete de actuaciones Mar incluye los proyectos de seguimiento técnico-científico de las campañas de libre marisqueo. «Na actualidade estase a traballar coas mostras recollidas para elaborar o informe de situación das poboacións de bivalvos en cada banco: ameixa fina, xaponesa, babosa, rubia e berberecho. O proxecto tamén inclúe a avaliación do estado de saúde ambiental dos bancos de libre marisqueo», dice Mar.

La puesta a punto de las técnicas de cultivo en minicriadero de esta especie, así como la de preengorde en batea de la cría son otros de los frentes abiertos por la consellería. Esta completa el paquete de actuaciones con un estudio para «analizar a situación da poboación de berberecho para determinar a incidencia da marteiliose en distintas zonas da ría de Arousa e comprobar se algunha delas estaba libre dese parasito», un informe que concluyó que la incidencia de la marteiliosis es similar en toda la ría.

En estos momentos, además, técnicos de la Xunta participan en un proyecto internacional para «caracterizar as alteracións patolóxicas que afectan ao berberechos nos países implicados na investigación, caracterizar o sistema inmunolóxico do berberecho e identificar marcadores moleculares de resistencia á marteiliose».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El camino de vuelta del berberecho