Con Louzán todo iba sobre ruedas

El PP estuvo contra las cuerdas en la noche electoral del 2007 a cuenta de la Diputación


Queridos lectores, pasen y vean la mejor encarnación del alivio que jamás se haya fotografiado a esta orilla de la ría de Arousa. Corresponde a la noche electoral del 27 de mayo del 2007, cuando, de manera inesperada, el PP fue arrinconado contra las cuerdas hasta el agónico recuento de los votos depositados en las mesas más apartadas del interior de la provincia, que los conservadores arrebañaron con cucharilla como si, en lugar de urnas, ante sus ojos incrédulos se tambalease el último yogur Larsa de vainilla del mundo. Durante buena parte de aquella velada, la gaviota se vio privada de sus alas en la Diputación de Pontevedra. Algo que, unido a la pérdida de la Xunta, dos años antes, hubiese supuesto un batacazo de proporciones bíblicas.

Un cartel de buen tamaño publicitó durante largo tiempo, desde la recta de Rubiáns, las bondades de un negocio de neumáticos, cuya proverbial coincidencia con el apellido del líder de los populares arousanos lo decía todo: «Con Louzán -proclamaba aquella valla- todo va sobre ruedas». O casi. Porque hasta el suspiro final ninguno de los próceres conservadores hubiese reído el chiste. Pero sucedió. Con la noticia de que las aguas volvían a su cauce, el júbilo explotó en Ribadumia, donde sus huestes se concentraban, y Louzán compuso un gesto de resonancias goyescas, comparable al de quien encuentra su cartera en el último bolsillo del gabán tras una noche de copas. Eso sí, la banderita naranja de la imagen hoy sería de mal gusto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Con Louzán todo iba sobre ruedas