Ya es primavera para las aves acuáticas

Buena parte de las especies que pasaron el invierno en las rías emprendieron vuelo al norte


pontevedra / la voz

Las altas temperaturas de mediados de febrero adelantaron la floración de los árboles en las Rías Baixas y también sirvieron de señal para la aves invernantes de que había llegado la hora de regresar al norte. A estas alturas del año y con cerca de dos semanas aún para que llegue oficialmente la primavera, el 90 % de los patos migrantes, que encuentran refugio en lugares como la ensenada de O Vao, las lagunas distribuidas por la costa arousana, o la playa de A Lanzada llevan días camino de sus lugares de veraneo en el norte europeo. Es un fenómeno que llevan años observando desde la Sociedad Española de Ornitología (SEO Birdlife) en las rías de Arousa y Pontevedra. Los especialistas creen que existe una relación directa entre el cambio climático y la modificación del comportamiento de las aves. Las invernantes llegan menos y se van antes y las procedentes del sur también adelantan su venida y se quedan más tiempo.

El invierno que acabó para las aves migrantes todavía nos ha dejado en la comarca alguna que otra especie inusual. No ha sido esta una temporada cruda de frío y lluvia a raudales, pero sí lo suficiente como para que los temporales empujasen a algún ejemplar de especies rara por estos lares. El representante de SEO Birdlife en Galicia, Gustavo Ferreiro, explicó que han aparecido cerca de la costa, especialmente entre Sanxenxo y A Lanzada, una gaviota polar -Gavion hiperboreo-, una especie que llevaba muchos años sin surcar los cielos de O Salnés. Entre las playas de Montalvo y Major, a unos 50 o 100 metros de la orilla, pero pocas veces en tierra, se pueden encontrar también varios ejemplares de patos haveldas -Clangula hyemalis-, que hace mucho tiempo que no se observan en esta parte del litoral gallego, porque son propios de latitudes más norteñas.

Por su parte, el comienzo de la primavera acercará hasta Pontevedra, O Salnés y O Morrazo especies de la emigración africana, como las golondrinas, vencejos, aviones y abubillas. «Aínda están empezando a chegar».

La temporada cálida será una época para que los turistas y los vecinos tengan en cuenta algunas medidas, fáciles de cumplir, para propiciar la convivencia entre aves y humanos. Uno de los pájaros que se dejará ver por la comarca son los aviones -Delichun urbicum-, «unha especie que en Galicia vai mal», apunta Ferreiro. Se da la circunstancia de que en la única colonia de aviones en Pontevedra y O Salnés se concentra en dos edificios de Portonovo -15-20 nidos construidos con barro y palitos en los aleros de los balcones-, por lo que se anima a los vecinos a respetarlos. Ferreiro recordó que el avión común está protegido por Ley, así que los infractores se exponen a una sanción por destruirlos. Y achacable al cambio climático, también cabe señalar el incremento de cirrio o vencejo pálido -Apus pallidus-, que encuentra Sanxenxo una de sus mayores colonias de la provincia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Ya es primavera para las aves acuáticas