La Xunta pretende operar 32 rutas de bus en O Salnés con 14 chóferes

Su plan engloba las líneas de Vilagarcía, Catoira y O Salnés en una sola concesión


vilagarcía / la voz

Durante meses, la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade ha trabajado en el diseño de las rutas de transporte público que recorrerán las carreteras gallegas a partir del año que viene. Son muchas las incógnitas que abre este proceso, y enormes las expectativas que se ciernen sobre sus resultados. De momento, los usuarios de O Salnés ya tienen un documento que ir analizando. Se trata del anteproyecto de la línea XG 627, que englobará en una sola concesión los servicios que funcionan entre el Baixo Ulla y Vilagarcía, los que conectan entre sí las parroquias y lugares de la capital arousana (ambos operados por Pereira S. L., firma adquirida por Benito Abalo) y las comunicaciones intracomarcales entre Vilagarcía y O Grove, que están gestionadas por Monbus. Si las alegaciones, cuyo período acaba de iniciarse, no modifican el planteamiento de la Xunta, todos ellos serán unificados en un solo paquete que saldrá a concurso. En otras palabras, los buses de estos tres ámbitos pasarán a depender de una sola compañía, en una suerte de monopolio sobre ruedas a escala comarcal.

Obviamente, algo así tendrá sus consecuencias. Y la primera de ellas figura, negro sobre blanco, en el propio anteproyecto de la consellería. La Xunta calcula que las 32 rutas que ha dibujado para O Salnés podrán ser operadas por catorce chóferes y un total de quince autocares. Por poner un ejemplo que permita calibrar de qué estamos hablando, el número de conductores que en estos momentos prestan sus servicios en Pereira (Benito Abalo) superan la veintena. Cierto que este primer documento se refiere a necesidades mínimas, pero teniendo en cuenta que este tipo de adjudicaciones suelen regirse por su valoración económica, no es probable que quien se lleve el gato al agua lo haga ofertando mucho más personal.

De esas 32 rutas que la Dirección Xeral de Mobilidade propone en O Salnés, diez de ellas pertenecen al mal llamado sistema urbano de Vilagarcía, nueve son desplazamientos relacionados con centros de enseñanza, rutas escolares que se abrirán en función de la demanda al público en general y constituyen las únicas apariciones en este mapa de municipios como Meis, Meaño o Ribadumia, y el resto se circunscriben al Baixo Ulla.

No hay, por lo demás, ni rastro del plan de transporte comarcal que defendía el presidente de la mancomunidad, Gonzalo Durán, y sí una sorprendente falta de peso de la estación de buses, que en buena medida se verá suplantada por las dársenas de O Cavadelo.

En el anteproyecto no hay ni rastro del plan comarcal que proponían Durán y la mancomunidad

Ravella defiende la vigencia de la estación y una solución intermodal para la ciudad

El gobierno socialista de Vilagarcía no realizará ninguna valoración del anteproyecto de este plan de transporte hasta que no analice pormenorizadamente el documento y traduzca ese estudio en las correspondientes alegaciones. No obstante, el equipo que lidera Alberto Varela sí quiso dejar claras ayer un par de cuestiones que marcarán su postura. Para empezar, la búsqueda de una solución intermodal que integre diferentes medios, como el ferrocarril y el autobús.

«É preciso ter en conta as demandas da contorna rural, pero tamén, e especialmente, que en Vilagarcía hai una estación de ferrocarril nunha das liñas máis rendibles e usadas de España», subrayan fuentes municipales. De ahí la necesidad de que ambas estaciones coordinen sus horarios y dispongan de una interconexión efectiva.

Nada de sucedáneos

En la misma línea, Ravella recuerda a la Xunta que las competencias autonómicas no solo rezan para la regulación de las líneas de transporte, sino también para las propias estaciones de autobuses que ella misma promovió en su día. «Con independencia do estudo pormenorizado que agora se está a levar a cabo, non parece moi razoable que outra Administración dispoña da parada do Cavadelo cando non e súa, e ademais foi impulsada polo Concello para facilitar o tráfico das liñas urbanas», argumentan los socialistas, quienes en absoluto están dispuestos a que estas dársenas funcionen como «un sucedáneo da estación de autobuses da Escardia». Unas instalaciones que, lamentan, «a Xunta parece ter abandonadas».

EU quiere tomar cartas en el transporte escolar

Esquerda Unida instó ayer al Concello de O Grove a tomar la iniciativa para tratar de solucionar los problemas del transporte escolar. La formación considera intolerable que las condiciones que impone la empresa que presta el servicio obliguen al alumnado a llegar tarde a clase día tras día. Por ello, animan a la concejala de Educación, la socialista Pilar Galiñanes, a que lidere la formación de un frente común para atajar esta situación descabellada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Xunta pretende operar 32 rutas de bus en O Salnés con 14 chóferes