Helena se pone rabuda en Vilagarcía

El parque de la playa de A Concha fue uno de los puntos más castigados por el viento y la lluvia


vilagarcía / la voz

Lo habían avisado: Helena iba a llegar con fuerza a Galicia. Y así fue. En la comarca de O Salnés, el temporal se dejó sentir con fuerza durante toda la noche y, también, durante la mañana de ayer. El viento sopló y sopló, moviendo contenedores en todos los municipios. En A Toxa y en A Lanzada, sus desplazamientos incontrolados dañaron coches estacionados. El agitado Eolo quebró ramas y arrancó chapas y tejas por doquier. Eso se tradujo, al menos en Vilagarcía, en un rosario de llamadas a los servicios de Emerxencias.

«La centralita no paró», explicaban ayer desde la Policía Local de Vilagarcía. Las llamadas alertaban de todo tipo de problemas, muchos de los cuales iban a ser solucionados por el servicio municipal de Emerxencias. Este departamento había atendido, ayer a las dos de la tarde, cerca de cuarenta incidencias. Chapas que salieron volando de un edificio en obras, planchas que recubrían fachadas y decidieron desertar alentadas por el viento, árboles caídos... Pero, aunque esas actuaciones salpicaron todo el territorio vilagarciano, el punto quizás más castigado por Helena fue la avenida Rosalía de Castro y, más en concreto, el parque de A Concha.

Este recinto, como los demás parques de la ciudad, había sido oficialmente clausurado durante la madrugada, a fin de evitar situaciones de riesgo. «Y menos mal que fue así», explicaban desde el servicio de Emerxencias de la capital arousana. Y es que fueron muchas las ramas de sus vetustos árboles las que se desplomaron sobre el suelo. Dentro del parque, pero también fuera de este, sobre la calzada de Rosalía de Castro, que a primera hora de la mañana parecía el escenario de una batalla. Uno de esos contundentes trozos de madera golpeó con violencia la luna de un coche aparcado, que quedó hecha añicos.

Por la tarde -también estaba así previsto- la situación se normalizó. Helena perdió parte de la fuerza con la que había llegado hasta Arousa. Una fuerza que, más allá de las fuertes rachas de viento, dejó importantes granizadas y unas intensas lluvias. Estas seguirán hoy, según las previsiones de Meteo Galicia. Y también continuará el frío, que incluso de hará aún más intenso. Según el mismo pronóstico meteorológico, las mínimas no pasarán hoy de los cinco grados centígrados. Así que toca abrigo y paraguas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Helena se pone rabuda en Vilagarcía