Un muro en forma de «Pato»

El Arousa se encontrará mañana al portero más en forma de la categoría


vilagarcía / la voz

Jonás y Álex Ares. Ellos son los únicos que han conseguido derribar el muro que el Pato Guillén ha levantado en la portería del UD Ourense y que es clave para que el recién ascendido esté en la tercera posición de la clasificación, empatado a puntos precisamente con el Arousa al que mañana (17.00) se enfrentará en Celanova porque el campo de O Couto está en obras. 

Hubo que esperar hasta la sexta jornada del campeonato liguero para que alguien fuera capaz de batir al Pato Guillén. Lo logró Jonás en un partido que concluyó con empate un gol. El segundo que lo consiguió fue Álex Ares, el pasado fin de semana, con un lanzamiento de falta directa en el que la barrera no ayudó al guardameta uruguayo. Dos tantos encajados en nueve partidos y la sensación de que el cancerbero está de dulce y de que es capaz de detener disparos imposibles de los delanteros. Lo demostró ya en el primer partido de Liga en A Senra, cuando frustró a un Rubén Cerqueiras que llegaba lanzado de la pretemporada y le desbarató dos ocasiones muy claras, o en A Illa, donde voló para despejar una volea de Natham que habría sido el gol del año.

Pato Guillén llegó a jugar en la Primera División de su país, en el River Plate de Montevideo y en el Racing Club y en el 2009 cruzó el charco para recalar en el Atlético Monzón. Ahí ya comenzó a llamar la atención de más equipos y acabó recalando en La Muela, donde conoció los sinsabores del fútbol en forma de impagos.

Su vida cambió cuando llegó a Ourense. Allí estuvo tres años compatibilizando su buen hacer bajo la portería con el trabajo en el MacDonald’s, con un contrato que le permitía completar el jornal para llevar a casa. En Ourense estuvo tres temporadas, se fue a Baracaldo y luego regresó a Galicia para militar en el Compos y en el Boiro, antes de regresar a la Ciudad de As Burgas para recalar en el UD Ourense. Allí, la pasada temporada, ya fue pieza clave para conseguir el ascenso. Solamente encajó 27 tantos.

En la presente temporada lleva camino de igualar esos registros. De momento, y más allá de lo que sucede en el grupo gallego de Tercera, no hay muchos porteros en las demás competiciones que aguanten la comparación.

El Arousa intentará mañana que esa espectacular aura de seguridad se rompa. Será el cuarto partido consecutivo de los de Rafa Sáez ante equipos de la zona alta de la clasificación. Los arlequinados cuentan sus partidos fuera de casa por victorias.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un muro en forma de «Pato»