Los hijos de Molière no se bajan del escenario

En la primavera de 1978 un grupo de jóvenes decidió dar rienda suelta a su afición escénica, y ahí siguen, detrás del telón


pontevedra / la Voz

Hace cuarenta años un grupo de jóvenes, capitaneados por el profesor Juan García Lorenzo, comenzaba sus ensayos en el Colegio Sagrado Corazón Jesús de Pontevedra para representar su primera obra: El médico a palos, de Molière. Comenzaron llamándose Amanecer y Queixumes, hasta que a una de sus componentes, Mercedes Pedrosa, mientras cantaban el himno gallego se le ocurrió el nombre de Arume, tomado de una de sus estrofas.

Desde entonces, este grupo de teatro aficionado no ha parado de estrenar al menos dos obras por año, profanas y religiosas, en gallego y en castellano. En su repertorio figuran cerca de cincuenta piezas de grandes autores, algunas inéditas, a las que hay que añadir más de 200 representaciones de La Pasión de Cristo, que acabaría convirtiéndose en su obra insignia y la que más les ha marcado desde su primera escenificación en la Semana Santa de 1979. Juan García, profesor de Religión del Sánchez Cantón y único de los miembro fundador de Arume en activo, es quien se encarga de escribir el texto de esta pieza de la historia sagrada, que varía cada año y con la que recorren numerosos puntos de la geografía gallega.

Juan explica que La Pasión no se representaba públicamente en Pontevedra desde el siglo XVIII hasta que ellos la recuperaron. Y en estos cuarenta años más de dos mil personas han participado en su puesta en escena, entre actores y figurantes. «Ha habido años en los que juntamos a más de 100 voluntarios en el escenario y hay quien lleva más de veinte y de treinta años interpretándola».

Para su director, «Arume es como una gran familia en la que ha habido tres matrimonios entre sus integrantes y de la que han salido varios actores profesionales, como Mayka Braña y Omar Ferrín».

Hoy cuenta con veinticinco miembros fijos. « El más pequeño tiene 12 años y el mayor casi ochenta», añade Juan.

Después de pasar por varias sedes, como el Casino Mercantil o el antiguo Estadio da Xuventude - hoy Centro de Tecnificación Deportiva-, en la actualidad Arume tiene como lugar de ensayos un local cedido para tal fin por la Parroquia de San Bartolomé. Pero uno de sus objetivos es poder contar algún día con un espacio propio, para lo que precisan de la ayuda de las instituciones públicas. «A ver si lo conseguimos cuando rehabiliten el edificio de la Xunta de Benito Corbal, teniendo en cuenta que desde 1985 estamos oficialmente reconocidos como agrupación cultural, además de estar incluidos en la guía de artes escénicas de la Xunta».

Esa misma colaboración institucional, reclama el director de Arume para llevar a cabo a lo largo del 2018 el programa de actos conmemorativo de su cuarenta aniversario. «Para conseguir el necesario patrocinio nos hemos dirigido, a la Diputación, al Concello y otras instituciones públicas y privadas, pero todavía no nos han contestado».

Actividades programadas

La programación diseñada para este año tan especial comenzará ya esta primera semana de enero con las visitas de los Reyes Magos, que desde hace veinte años organiza Arume, a entidades sociales y a los domicilios particulares de las familias que lo soliciten.

En febrero tienen prevista su participación en el Carnaval de Pontevedra. En marzo harán una exposición fotográfica conmemorativa de los 40 años del grupo y, coincidiendo con la Semana Santa, celebrarán la cuadragésima edición de la puesta en escena de

La Pasión

en Pontevedra y otras localidades de Galicia. Juan García explicó que tienen planificada una representación especial de esta pieza religiosa al aire libre. «Nuestra idea es montar la obra, con musica coral, en el Paseo de Montero Ríos, siempre y cuando contemos con la colaboración institucional».

Para celebrar su cuarenta aniversario, este grupo de teatro aficionado tiene también programado el estreno de varias obras de teatro. En mayo, llevarán a escena Auto insólito de autor, de Fernán-Vello, y Tráxico á forza, de Antón Chejov. En agosto, justo 40 años después de la primera representación, interpretarán El médico a palos, de Molière, así como el Auto de Santa María, de Filgueira Valverde. En noviembre, volverán a escena con Final de partida, de Samuel Beckett. Y en diciembre rematarán la programación con una selección de fragmentos de las obras de autores gallegos y castellanos representadas por el grupo a lo largo de estos años.

 

Otra seña de identidad de Arume es su capacidad intermediar con los Reyes Magos para que sean visibles en el momento de dejar los juguetes a los niños en sus casas. Desde hace 20 años Juan García y otros dos compañeros colaboran con Melchor, Gaspar y Baltasar en esa noche mágica. Las familias que quieran recibir y ver a los Magos de Oriente solo tienen que llamar al teléfono 639 027 348.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los hijos de Molière no se bajan del escenario