Críticas al Sergas por el programa de conciertos en las salas de espera de los centros sanitarios

«Debería haber otras prioridades», dicen desde la junta de personal del área sanitaria de O Salnés


vilagarcía / la voz

Dentro de su plan de humanización de la EOXI Pontevedra-O Salnés, el Sergas ha programado una serie de pequeños conciertos sorpresa que se celebrarán, una vez al mes, en distintos centros sanitarios. Los tres primeros tuvieron lugar el lunes, por la mañana, en el hospital de Rubiáns, donde dos profesoras del conservatorio ofrecieron repertorios reducidos de música profana del siglo XVII. Una guitarra barroca y la voz de una soprano fueron los dos elementos que se aliaron en esta ocasión, pero ya anunciaba el Sergas que en su propuesta se dará cabida a todo tipo de estilos. Pero, ni con esas, la iniciativa lanzada desde la gerencia de la EOXI parece capaz de seducir a muchas voces, que asisten asombradas a un programa que colisiona con los recortes a los que, dicen, está siendo sometida la sanidad pública gallega.

«Nos parece estupendo que se quiera humanizar la sanidad», decía ayer Rosa Casal, presidenta de la junta de personal de O Salnés. «¿Pero hacerlo con conciertos? No tengo nada en contra de la música, todo lo contrario, pero estas cosas se pueden hacer cuando no haya problemas de verdad por solucionar en el hospital», sostiene, rotunda.

Y es que en un lugar como O Salnés, recuerda Casal, son muchas las necesidades que tiene la estructura sanitaria pública, y ninguno de ellos se soluciona con música en vivo. «Estoy segura de que los usuarios preferirían que los recursos que hay disponibles se destinasen en poner todos los medios necesarios para aligerar las listas de espera, en vez de en hacer un programa para amenizar el tiempo que pasan en el hospital», señala.

Recuerda Casal que en el hospital de O Salnés adolece de problemas de personal desde el momento de su creación. Y estos no han hecho más que aumentar con las ampliaciones que ha sufrido el centro. Contratar más personal, desde «médicos que puedan tratar a la gente, como celadores que permitan agilizar todo el trabajo, debería ser prioritario», según Rosa Casal.

En marcha

La presidenta de la junta de personal es, también, una de las caras visibles de la plataforma en defensa de la sanidad pública de O Salnés. Este colectivo se reunió ayer para decidir los pasos que van a dar a partir de ahora para intentar tumbar la reforma de la Lei de Saúde, que ha superado ya los primeros filtros y acaba de iniciar su periplo parlamentario. «Vamos a hacer una valoración de la marcha al hospital y a decidir las próximas medidas a adoptar», explicaba ayer Rosa Casal. La guerra, aunque puede parecerlo, no ha terminado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Críticas al Sergas por el programa de conciertos en las salas de espera de los centros sanitarios