Cuarenta y ocho horas de huelga

Los sindicatos quieren que los vecinos se sumen a la protesta que empieza mañana

El personal del Hospital ha organizado ya varios actos en contra de los recortes.
El personal del Hospital ha organizado ya varios actos en contra de los recortes.

vilagarcía / la voz

No están todos los que son, y llama la atención que los sindicatos mayoritarios con representación en la sanidad pública no hayan sido capaces de ponerse de acuerdo para protestar contra algo en lo que está claro que todos coinciden: los recortes en sistema sanitario. Pero al margen de la división sindical, lo cierto es que los vecinos de O Salnés, ya sea como parte activa en las protestas o como pacientes, se van a ver afectados por una huelga que empieza mañana a las diez de la noche y que culminará 24 horas después. La protesta está convocada por los sindicatos CC.OO., CIG y CEMS-Omega, y cuenta con el apoyo de la Plataforma en Defensa da Sanidade Pública do Salnés, que invita a los vecinos a sumarse, el día 10 a las dos de la tarde, a una concentración en las puertas del hospital.

Las razones se resumen en una manifiesta oposición a los recortes y a la privatización de la sanidad pública, pero las centrales sindicales los desgranan en once puntos, a saber:

Pérdida de derechos a una sanidad pública, gratuita, universal y de calidad en el Servizo Galego de Saúde.

Repago de medicamentos prescritos por el personal facultativo, dificultando el acceso de la población a las medicinas y «poñendo en risco a saúde das persoas máis enfermas e con menos recursos.

Tasa de reposición del 10 % de las bajas en el Sergas, lo que a entender de los sindicatos provoca «unha perda de traballadores no cadro de persoal que a curto prazo vai provocar a imposibilidade de prestar unha sanidade de calidade».

Oferta pública de empleo solo para determinados colectivos, «impedindo o dereito de todos os traballadores á consolidación de emprego».

Menos movilidad voluntaria, ya que no se convocan concursos de traslados para todas las categorías profesionales.

Continuas privatizaciones «que están a provocar que uns poucos fagan negocio a cargo dos fondos públicos, cando está máis que demostrado que os servizos xestionados directamente polo Sergas son máis eficientes e máis eficaces».

Recortes salariales vía decreto, con la pérdida de los complementos específicos de las pagas extras en Galicia a pesar de que la ley estatal recoge la paga extra completa.

Pérdida de derechos laborales, que se refieren a complementos retributivos, pérdida de días de libranza, incremento de la jornada y «falta de respecto aos acordos asinados na mesa sectorial».

Precariedad laboral. Contratación en precario, contratos con jornadas inferiores a las establecidas, contratos por días sueltos «para non garantir as libranzas correspondentes», disminución de la contratación e incremento del desempleo en el sector sanitario.

Cierre de camas, sobre todo en los meses de verano. «Cada ano increméntase o número de camas pechadas e durante máis tempo, paralizando a actividade e incrementando a listaxe de espera».

Imposición de un decreto de gestión clínica que introduce una mayor flexibilidad y desregularización de las condiciones laborales y abre las puertas a la privatización, «e que no único que se centra é no recorte económico, prescindindo de calquera criterio de mellora da calidade e de incremento da carteira de servizos».

movilización contra los recortes en sanidad

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Cuarenta y ocho horas de huelga