Otra vuelta al cole lastrada por la crisis

Más de siete mil niños de Infantil y Primaria retornan hoy a las aulas de la comarca


Vilagarcía / La Voz

Hoy empieza el colegio para más de siete mil niños de la comarca en los ciclos de Infantil y Primaria. Los de Secundaria todavía podrán disfrutar de sus vacaciones hasta la próxima semana. Y, un año más, será un inicio de curso marcado por la crisis económica, que mantiene a muchas familias sobreviviendo con subsidios. Las consecuencias empezaron a aflorar hace un par de años. La proliferación de bancos de libros en los colegios es un claro exponente. Y es que el viejo sistema del trueque evita a muchas familias tener que comprar, si no todos, sí parte de los manuales, de modo que pueden dedicar la totalidad del cheque que les concede la Xunta a cubrir gastos de material escolar.

Menos ventas

Los libreros ya empiezan a notar una reducción en la venta de libros de texto -en este sentido la Federación de Librarías de Galicia denunciaba ayer el «intrusismo» que supone la venta de libros en los centros concertados- y constatan, también, que cada vez son más los padres que acuden cheque en mano.

La ayuda máxima de 170 euros que concede la Xunta se queda corta en el caso de que el alumno tenga que hacerse con todos los libros y el material escolar, pues el gasto medio para un niño de Primaria no baja de 200 euros. Los chavales retornan esta mañana a las aulas y a partir de esta tarde acudirán en masa a las librerías para proveerse siguiendo las indicaciones de los profesores. Algunos docentes, conscientes de la carga económica que supone el colegio, dan autorización para que, en caso de que al alumno le falte algún texto -hay libros que se venden en tres volúmenes, correspondientes a tres trimestre- se puedan fotocopiar para evitar tener que comprar el lote completo. En el colegio de As Covas (Meaño), los profesores incluso elaboran su propio libro de gallego de manera que, mediante fotocopias, pueda ser adquirido por los alumnos por 12,50 euros, cuando un manual similar en las librerías cuesta el doble, según informó su director, Pedro Alberto Padín. Este se muestra indignado pues considera que el esfuerzo que están haciendo los maestros no se está viendo compensado por la Administración. Todo lo contrario. Se queja de que en su colegio falta profesorado mientras se mantiene abierta una escuela unitaria en Xil con solo seis niños. Y entretanto, él debe dividirse para atender una tutoría de Primaria «e ata para facer de conserxe». El directivo ya avanza que, tras seis años en el cargo y por vocación, el próximo curso dimite.

Con todo, la reducción de profesorado no es la generalidad en los colegios de la comarca. La gran mayoría tiene todos los puestos cubiertos, después del tijeretazo que se aplicó el pasado año, lo que provocó la revuelta de los maestros y que muchos alumnos se quedasen sin actividades extraescolares.

La política de austeridad sí está afectando a las obras de infraestructura pues, en este terreno, sigue habiendo colegios con carencias.

Algunos profesores dejan fotocopiar manuales para ahorrar costes

La mayoría de las compras en las librerías se pagan con el cheque

de la Xunta

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Otra vuelta al cole lastrada por la crisis