Durán informa a Rajoy sobre la antigüedad de su ruta


No se quedó del todo a gusto Gonzalo Durán cuando, la semana pasada, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tiró de retranca para preguntarle al político arousano en qué vetusto manuscrito había hallado pistas sobre la nueva ruta de aroma xacobeo que une Armenteira y Vilanova. Así que el inquieto regidor vilanovés se puso manos a la obra hasta conseguir reunir, a lo largo de esta semana, un completo dosier que demuestra la existencia de una antiquísima senda que vinculaba no dos, sino hasta cuatro monasterios que circundaban la comarca de O Salnés. Dos de ellos, el de Armenteira y Poio, mantienen todo su vigor. Las ruinas de los otros dos, el de Cálago y el de Santo Domingo, en Pontevedra, dan testimonio de su pasado esplendor. En cualquier caso, y más tratándose de recorrer la historia, conviene ir paso a paso para no tropezar.

El éxito de la senda

Lo primero que Durán Hermida quiere destacar es el éxito que en apenas unas semanas está ganando la ruta espiritual. Con una salvedad, los paseantes prefieren recorrerla en sentido inverso. Esto es, desde Vilanova a Armenteira. De tal forma que no es extraño que alguno se extravíe. Es intención del alcalde señalizar de nuevo el camino, esta vez de forma ambivalente, para evitar engorrosas confusiones. Por otra parte, informó el munícipe vilanovés, el alcalde de Pontecesures se ha puesto en contacto con él, como presidente de la Mancomunidade do Salnés que es, para sondear la posibilidad de poner en marcha cuanto antes la segunda fase de la iniciativa: la conexión de la ruta, en tierras de Valle-Inclán, con la singladura xacobea del Mar de Arousa. Y en eso están ambos regidores.

Antes del Apóstol

Volviendo a la materia inicial de este pequeño ciclo, Durán parafrasea a Celestino Lores, presidente de la asociación Amigos do Camiño Portugués, quien asegura que una muy antigua ruta espiritual vinculaba a los cuatro cenobios mencionados. El de Santo Domingo habría sido fundado en 1282. El de Armenteira, en 1162. El de Poio, en el año 942. Y el de Cálago... el de Cálago «es anterior incluso a las Torres de Oeste y ni siquiera la tumba del Apóstol se había descubierto cuando nació», explica el munícipe vilanovés, orgulloso de la solera que el tiempo otorga al viejo monasterio de su municipio, por mucho que de él no quede en pie más que un campanario. Así, no duda el alcalde en citar a San Fructuoso, que al parecer sitúa la fecha de su creación en los albores del siglo VIII de la era cristiana.

Carta e invitación

De esta forma y sobre esta documentación proclama Durán Hermida que la ruta espiritual entre Vilanova y Armenteira, vinculados durante siglos sus respectivos cenobios, «es más antigua que cualquiera de los caminos» a Santiago. «Toma, presidente, ya que pediste documentación aquí la tienes», enuncia el regidor arousano como mensaje «con todo el cariño» para Mariano Rajoy. Y para que no quede la cosa en las meras palabras, el responsable de la mancomunidad anuncia que remitirá una carta a la Moncloa con toda esta serie de datos, además de cursar una carta personal al presidente del Gobierno para «invitarlo que venga a recorrer esta ruta». Algo que, razona el primer edil vilanovés, le vendrá de maravilla al político pontevedrés para relajarse con la que está cayendo. Por lo demás, concluye Durán, toda la información al respecto puede consultarse en los códices que obran en San Martiño Pinario, en Compostela.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Durán informa a Rajoy sobre la antigüedad de su ruta