César Veloso vuelve al ruedo

Año y medio después, el vilagarciano se reestrena en la Challenge de Mallorca


vilagarcía / la voz

Dicen que no hay mal que cien años dure. Pero ya se sabe que si en este mundo hay un concepto relativo, ese es el del tiempo. Porque año y medio de parón en una carrera deportiva de élite como la de de Gustavo César Veloso equivale en muchos casos a toda una vida. La de tantos corredores que por una u otra razón no logran exprimir su oportunidad de demostrar que se merecen un hueco en el pelotón profesional.

No es este último el caso del ciclista vilagarciano. Ganador de la general de la Volta a Cataluña y de una etapa de la Vuelta Ciclista a España, una de las tres grandes rondas a nivel mundial, Veloso fue víctima a finales del 2010 de la desastrosa desaparición del Xacobeo. Sin tiempo para moverse en un mercado prácticamente cerrado, el de Bamio no recuperó la sonrisa hasta que el pasado 12 de diciembre el Andalucía, equipo de categoría Continental Profesional, lo devolvió a la causa del ciclismo. Y mañana, en la primera de las cuatro jornadas de la gran cita de apertura de la temporada española, la Challenge de Mallorca, Veloso hará efectiva su reintegración a la serpiente multicolor.

Recién aterrizado en Mallorca procedente de Vigo vía Madrid, Gustavo hablaba ayer de su retorno desde el aplomo que le da su personalidad templada y tantas horas de servicio. ¿Se siente como un niño con zapatos nuevos? Pues lo cierto es que no. «Eu sei de onde veño. Non acabo de dar o salto de afeccionado a profesional. Teño moitísima ilusión, pero sei como se corre, coñezo os rivais, coñezo as estradas...» Su verdadero interés en este momento de su vida es únicamente «ver o meu nivel, e onde podo chegar este ano. Y es que aunque en los entrenamientos se siente bien, sus sensaciones solo pueden ser validadas en la competición pura y dura.

Año y medio sin equipo, que no inactivo, ha obligado al arousano a variar ciertas mecánicas de su pretemporada tipo. Empezando por la carga de trabajo -«Podo levar ben entre 8.000 e 9.000 quilómetros nas pernas, cando o normal a estas alturas é que acumulase a metade», decía ayer-, y practicando algo de tras coche, un sistema de entrenamientos consistente en seguir la estela de un turismo en carreteras sin tráfico. «Normalmente iso facíao para preparar obxectivos concretos durante a tempada, ou despois de moito tempo sen correr», como es el caso, comenta Gustavo. El tras coche fue una de sus ocupaciones durante los diez días que permaneció trabajando a finales de enero en Almería con el resto de sus nuevos compañeros de equipo.

Contador, Evans, los Schleck...

Veloso apunta que llega a Mallorca «xusto de peso, entre 71 e 73 quilos, cando a tope de forma vou entre 69,5 e 70». Un pequeño escollo que solo necesita competición para ser subsanado. Y desde mañana tendrá cuatro días para empezar.

En la Challenge de Mallorca el vilagarciano se topará con los grandes del pelotón. Alberto Contador, los hermanos Frank y Andy Schleck, y el último ganador del Tour de Francia, Cadel Evans. Lo hará en una ronda peculiar, al resultar en realidad la reunión de cuatro clásicas que se suceden una tras otra durante otros tantos días.

Más allá de Mallorca, Veloso se plantea la temporada de su retorno como la carretera en la que «recuperar o nivel que tiña. E a partir de aí, xa se verá».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos

César Veloso vuelve al ruedo