El periódico más antiguo de Montevideo nació en Cesures

Reportaje | La odisea periodística de un emigrante arousano Manuel Magariños Castaños dejó su casa en Pontecesures en busca de aventura. La encontró en El Diario Español, periódico que fundó en Montevideo en el año 1906


montevideo

A finales del siglo XIX Manuel Magariños Castaños abandonó su casa en Pontecesures -él había nacido en Valga- en busca de aventura. Cuenta su nieto, Carlos Reinante Magariños, que el abuelo no dejó Galicia para hacer las américas ni para escapar del hambre, sino que salió de su pueblo con educación y cultura como un joven que buscaba nuevos horizontes. El resultado de tal búsqueda fue El Diario Español, un periódico que el de Pontecesures fundó en 1906 para informar a la comunidad española -la mayoría gallega- y que hoy sigue saliendo a la calle todos los días salvo los lunes. El nieto de aquel emigrante sigue con la tradición familiar y es hoy el presidente y director del periódico montevideano. Pese a que el diario se acerca a su primer siglo, Carlos Reinante no es optimista con respecto a su continuidad: «Antes editábamos en color, pero con la crisis todo se vino abajo y lo hacemos como lo hacemos». Lo que se hace es un periódico de 16 páginas en blanco y negro con una impresión salida de una maquinaria de los años 50. El periódico funciona por medio de suscripciones y no se vende en quioscos porque, según Reinante, «es un producto que no puede competir».Parado hace 40 añosEn la sede del diario, entre las calles de Cerrito e Ituizangó, en una zona de la ciudad vieja en Montevideo que vivió pasados esplendores ya olvidados, se ve que la historia pesa. En la entrada del diario hay un retrato del fundador y varias láminas con imágenes de España y de Galicia. Salvo por algún ordenador algo antiguo, parece que el diario se quedó parado hace 40 años. Se nota, como en casi todas las empresas uruguayas, que la crisis fue algo más que un nombre. La crisis y la realidad de la comunidad española que analiza con frialdad Reinante: «Llegamos a tener 5.000 suscriptores, ahora tenemos 2.000 y el año que viene seguramente quedarán mil. Los gallegos que van quedando son cada día más viejos y los nuevos tienen teléfonos e Internet para informarse de las cosas de allá». Era en otra época cuando El Diario Español informaba en primicia sobre lo que pasaba por el viejo continente. En el desvencijado edificio de la ciudad vieja ya no se pretende dar noticias que entusiasmen al lector: «Teníamos una suscripción a Efe pero tuvimos que dejarla -explica Reinante en una oficina en la que la pintura se despega del techo- ahora nos vamos apañando a través de Internet».Lectores gallegosEl tema de estos días en el diario -al que están suscritos todos los centros gallegos en Uruguay, más de media docena- es la crisis del PP gallego. Reinante dice que ya pocos lo leen y que en unos años no lo leerá nadie porque a los hijos y a los nietos de emigrantes ya no les interesa tanto la patria de sus ancestros y porque tienen en la televisión por cable todos los canales, incluida la TVG. Con todo, asegura que seguirán funcionando mientras el sistema aguante. La empresa tiene cerca de una veintena de empleados. En la redacción, una sala con dos ordenadores y unos 20 metros cuadrados, hay dos redactores. Con un número de lectores que decrece cada día y una crisis en la que la mayoría de las empresas cerró el grifo de la publicidad, ¿de qué vive El Diario Español ? La respuesta de Reinante no puede ser más curiosa: en Uruguay, por ley, los edictos judiciales han de publicarse en el Diario Oficial (el BOE nacional) y en un segundo medio. La tradición y las tarifas han hecho que el periódico fundado por el gallego de Valga sea el agraciado con este tipo de avisos. Esto y algún anuncio esporádico de gallegos que fundaron empresas a las que no les fue mal -dice Reinante que son los menos-. Allá publican sus avisos también los asociaciones de gallegos, para informarse mutuamente de fiestas y reuniones. «Seguiremos saliendo mientras aguante -dice el director que lleva en el cargo desde 1962- pero es una realidad que nos vamos haciendo viejos».El periódico más antiguo que se edita en una capital cercana al millón y medio de habitantes y el segundo del país lo tiene difícil, pero su propietario espera seguir trabajando. Al menos el centenario parece asegurado.Galicia en los mediosno es el único medio en el que se refleja una presencia de cerca de 40.000 gallegos arraigados en Montevideo. Una de las radios más importantes, Radio Carve , emite desde hace años, los domingos por las mañanas, Sempre en Galicia . También el Canal 5 de televisión le dedica un pequeño espacio semanal a la comunidad española, mayoritariamente gallega. Con todo, el decano y auténtico superviviente es el periódico fundado por el de Pontecesures: "Decano de la prensa española en Iberomérica" reza en su cabecero. El paso de los años y su camino hacia un cierre que parece inevitable es síntoma también de que no habrá más relevos en el largo proceso de la emigración desde Galicia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El periódico más antiguo de Montevideo nació en Cesures