No importa el origen, sólo la música

El cartel del Festival do Norte es lo más valorado pero la zona de acampada no ha dejado satisfechos a los campistas El Festival do Norte ha incorporado este año la zona de acampada a la oferta del evento. La mayoría provienen de diferentes partes de Galicia, vienen movidos por la calidad del cartel y por la posibilidad de acampar en una zona en la que la mayoría no habían estado. Muchos se llevaron una pequeña decepción al ver el campo de arena y al lado mismo, el campo de fútbol de hierba, donde evidentemente no se puede acampar. Pero más importante que la dificultad para clavar las piquetas o el calor, son los conciertos. Esperan que las deficiencias acústicas del año pasado se hayan solucionado y la buena fama que precede al festival se confirme.


L. SEIJO VILAGARCÍA Lo importante son los conciertos, pero el lugar donde se duerme suele influir, aunque no demasiado, en el disfrute de la buena música. La mayor parte de las personas que han adquirido un bono para los dos días del Festival do Norte y residen fuera de Arousa se han traido su tienda de campaña y se han instalado en el campo de fútbol anexo a A Lomba.Muchos se han llevado una pequeña decepción y los ánimos previos los conciertos de ayer no eran demasiado buenos. El calor hizo estragos en los cansados viajeros, a los que aún les quedaban ocho horas de música en directo por disfrutar. Pero no hay nada que con buena música no se cure. Desde Canarias a Boiro, pasando por Sevilla, los amantes del indie han respondido a la llamada del festival. Unos se enteraron por los carteles, otros por la página de Internet y el resto por los numerosos medios de comunicación y fanzines que han dado previas sobre el festival. Las coincidencias en la calidad del cartel y la moderación de los precios, hacen presuponer que acudirán a los conciertos dispuestos a romper.Deluxe, Sidonie, Automatics, Sexy Sadie, Le Hammond Inferno y Gus Gus dj''s, son los grupos que abrieron ayer la noche. Puede que a algunos les suenen de poco, pero lo cierto es que su fama les precede en los círculos de la música indie y, por ello, la atracción ha sido irresistible para el público. La calidad del festival no se discute, aunque sí la de la zona de acampada.Tiendas de diversos colores, algunas sombrillas, neveras llenas de bebidas frías y sacos de dormir es lo que la mayoría traen como equipaje. Las litronas irán a buscarse más tarde.Jóvenes de todo tipo y de variada procedencia acampan juntos en el recinto de A Lomba. Con la modestia del que se va de acampada, lo único que esperan es pasárselo bien, conocer gente y disfrutar lo máximo posible de los conciertos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

No importa el origen, sólo la música