Radío acusa a sus captores de planear un gran envío de coca y Lafuente dice que todo es una invención

El joven de Meis señaló a siete personas como posibles implicados en la hipotética operación de narcotráfico José Radio Varela sigue dando de sí y sus presuntos secuestradores niegan prácticamente todo. Si en su primera declaración en los juzgados de Cambados rememoró, además del presunto secuestro y las torturas que sufrió en una vivienda de Sisán (Ribadumia), el asalto a mano armada de un taller de Meis, el robo de dos coches de lujo o la existencia de una lucha fratricida entre dos supuestos capos, un testimonio posterior del joven de Meis dirige el trabajo de la Guardia Civil hacia otra de las hipotéticas líneas de la compleja investigación: la posibilidad de que se estuviera preparando la llegada de un alijo de cocaína desde Colombia a las costas portuguesas. El paquete pesaría unas dos toneladas. Y habría siete posibles implicados.


PONTEVEDRA

Un informe de la Guardia Civil que no trascendió hasta ayer, recoge que José Radío recordó en sus testimonios un supuesto viaje a Ibiza realizado antes de las últimas navidades por José Lafuente Martínez, el propietario de la casa de Sisán en la que el joven estuvo supuestamente secuestrado.Según sus declaraciones, Radío también se desplazó hasta la isla balear, concretamente a la casa de un hombre llamado Juan y en compañía, además de Lafuente, de una amiga de éste y de Juan C.I., vecino de Poio.La víctima del presunto secuestro sostiene que en el bajo de aquella casa se estaba preparando una planeadora de tres motores para completar con éxito la operación que la banda quería cerrar en Colombia. El negocio era precisamente el que estaría relacionado con el viaje que él debía hacer al país americano; el viaje que se negó a realizar y que presuntamente provocó la discusión previa a su denunciado confinamiento.La descarga de la mercancía, unos dos mil kilos de cocaína, se haría a través de la costa portuguesa, y en la trama estarían implicadas hasta siete personas. En lo más alto figuraría José Lafuente Martínez, por encima del ex-árbitro pontevedrés José Francisco Acuña Pereira, Sergio Carabelos López y un funcionario de Hacienda, Ignacio Lago Bornstein. A las tres primeras personas se las considera autores materiales del secuestro de Radío, y el cuarto prestó declaración como imputado en relación con el caso, en calidad de posible cómplice.Además, el joven de Meis incluyó en la operación de narcotráfico a Manujel V.B, amigo de José Acuña; al vecino de Poio Juan C.I., y a la persona que habría sido designada para conducir la planeadora, un hombre apodado Capi.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Radío acusa a sus captores de planear un gran envío de coca y Lafuente dice que todo es una invención