El Obra invoca la perfección y la fortuna

Moncho Fernández habla de un partido cargado de alicientes «ante el mejor equipo de Europa»


santiago / la voz

El Monbus Obradoiro prepara con mimo el partido de este sábado a las 20.30 horas en Sar frente al Real Madrid. Ya es seguro que no será el del reencuentro con Salah Mejri, que se dañó un tobillo en un entrenamiento. Y tampoco estará Trey Thompkins, que sigue con un plan de trabajo específico para su puesta a punto y ya no viajó a Lituania para la cita de Euroliga. Pablo Laso todavía deberá decidir dos descartes. La pasada jornada fueron Campazzo y Taylor.

Se acerca una contienda cargada de alicientes, tal y como resumía Moncho Fernández en su habitual comparecencia de prensa previa a cada encuentro de Liga: «Lo tiene todo para que, como jugador, sea el partido que quieres jugar. Para el público, igual. Vas a ver el que para mí es el mejor equipo de Europa. Al que le guste el básquet, tiene pocas excusas para no venir».

Los números dicen que viene el Real Madrid que más anota y el que menos puntos está encajando en la última década. Se le pregunta al técnico santiagués si asusta más que otras veces, y responde recordando el rendimiento blanco en estos dos lustros: «Siempre asusta mucho, porque siempre son un gran equipo. Están firmando una etapa que es difícilmente imitable. No sé cuantos títulos tiene Pablo. Seguro que alguno sumará este año. Es un equipo enorme. Han sabido darle continuidad a la plantilla, han sabido suplir a los jugadores que se fueron a la NBA, han ido aumentando el potencial del equipo con paciencia. Ahora hablamos de Campazzo como lo que es, una superestrella, al que han traído, lo han cedido, lo han cuidado, le han ido aumentando el rol poco a poco».

Si el análisis se centra en el actual equipo y en los deportistas que lo integran, la conclusión es la misma: «Rudy, por ejemplo, además de ser un jugador excepcional desde el punto de vista ofensivo es posiblemente el mejor alero defensor de Europa. Deck defiende desde el uno hasta el cuatro y juega en el dos, en el tres y en el cuatro, abre el campo o postea... Todos son grandísimos jugadores».

Lo que está claro es que hay rivales que plantean las dificultades mayores desde la retaguardia. El Madrid, sin dejar de defender, trata de apabullar con su ataque. Así lo concede El Alquimista de Pontepedriña: «Ofensivamente te someten a una presión enorme. Tenemos que ser muy fuertes mentalmente porque puedes llegar a realizar una gran defensa y ver que te anotan. El Madrid tiene esa capacidad en muchos jugadores. Tienes que estar muy acertado ofensivamente para contrarrestar esas a veces excelentes defensas en las que, sin embargo, acabas sacando de fondo».

Fortaleza mental

Como siempre, las pérdidas de balón, el rebote o el acierto serán determinantes. Pero, más que nunca, Moncho Fernández advierte de que «el aspecto mental será muy importante. Primero, para creerte que lo puedes hacer, y segundo, para soportar los envites que el Madrid siempre tiene. Sin olvidar la no comisión de errores consecutivos, porque eso acaba matándote, no te permite volver al partido».

La conclusión es que el Obradoiro necesita un partido superlativo y que el rival no tenga su mejor día: «Hay que hacer muchas cosas bien y tener un poco de fortuna. Es así. Es uno de los mejores equipos de Europa. También es un mérito jugar contra ellos un partido oficial. El nivel de motivación para la plantilla es enorme y para nuestro público igual. Ya hemos demostrado otras veces que somos capaces de competir contra grandes rivales. Vamos a tratar de hacerlo este fin de semana también».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El Obra invoca la perfección y la fortuna