Muchos frentes abiertos


En la campaña de las elecciones municipales la alcaldesa de Viveiro se mostró satisfecha de haber mejorado, decía, el día a día de los vecinos. María Loureiro da prioridad, por decirlo así, a resolver los problemas cotidianos de los habitantes del municipio y mejorar su calidad de vida; creo resumir así -más o menos- sus propias palabras. No quiere esto decir que descuide o se olvide de los grandes proyectos, también necesarios, pero que quizá no dependen ya tanto de su única gestión, sino también de la disposición de las demás Administraciones.

Por ejemplo, entre sus pequeños propósitos (que son aquellos que están en sus manos) están continuar con el saneamiento de las parroquias o ir potenciando los núcleos rurales. Lo recordaba en campaña; también afrontar políticas que fomenten el empleo especialmente entre los jóvenes (lo apuntaba también la regidora). Reorganizó el tráfico en el área urbana, que no es tarea fácil dadas las características de Viveiro y en el interior del propio centro histórico. Está orgullosa de la nueva residencia para Aspanane.

Pero tiene frentes abiertos, proyectos importantes que deberían resolverse y finalizarse en este mandato aunque no dependan solo de ella. En tramitación están el plan urbanístico y el saneamiento de la ría. Muy importantes ambos. Se debería de avanzar en la circunvalación, tan necesaria para Viveiro (porque no hay otra solución para el tráfico y esto no depende ya solo del ayuntamiento. No olvidemos el retraso que lleva el famoso corredor). Como importante será que se mejore la carretera Viveiro-Cabreiros, como anunció Núñez Feijóo, que enlaza la ciudad del Landro con la meseta, después de que Viveiro haya quedado un tanto aislado y sin autovía A-8. En 2019 habrá elecciones autonómicas y todos suelen estar más generosos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Muchos frentes abiertos