Lugo perdió 42 concejales en dos décadas

FOZ

PALACIOS

En las elecciones de mayo Ribas de Sil y Xermade pierden dos concejales, Ribadeo pierden cuatro y Foz gana cuatro

03 ene 2019 . Actualizado a las 17:11 h.

Entre las consecuencias de la pérdida de población en los concellos de la provincia se encuentra la caída en el número de concejales que tienen derecho a ser elegidos en las elecciones municipales. Con los datos oficiales aportados ayer por el INE se establece el número de ediles para los comicios del 26 de mayo, produciéndose en la provincia cuatro variaciones. Foz, al subir de 10.000 habitantes, pasa de 13 a 17 ediles. En el caso contrario se sitúa Ribadeo, que hace cuatro años superó los 10.000 residentes, pero ahora, al bajar de esa cifra, pierde cuatro ediles. Y el tercer caso es el de Ribas de Sil que bajó de los 1.000 habitantes y pasará a tener 7 ediles en vez de 9. Y el cuarto caso es el de Xermade, que baló de los 2.000 habitantes y pasa de tener 11 a tener 9.

El reparto de los concejales se estableció en 1985 en la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG), que aunque tuvo cambios normativos desde su aprobación, no modificó el reparto de los concejales.

Lo que sí se ha modificado es el peso político de la provincia. Durante los últimos veinte años hasta 25 concellos han visto variar el número de su electos corporativos, 23 de ellos con la pérdida de concejales y solo dos con más políticos. En el primer caso, según los censos a 1 de enero de 1998 y a 1 de enero del 2018, modificaron el reparto de las corporaciones con la pérdida de 42 concejales, viéndose afectados sobre todo los 15 municipios que bajaron de los 2.000 habitantes. En el segundo caso, el aumento de la población en A Mariña permite este año la subida de Foz y deja a municipios como Ribadeo o Burela con tendencia a poder aumentar sus ediles para el 2023. El otro concello que creció es Outeiro de Rei, de 11 a 13 ediles.