Burela y Ourense optan a la única liga femenina que se reanuda

El Pescados Rubén buscará su tercer título contra el ganador del duelo entre el Envialia y el Alcorcón


Entre todas las competiciones femeninas por equipos que se celebran en España, solo una se resolverá en la cancha, tras el parón provocado por el coronavirus. Casi diez meses después de su comienzo, la liga de fútbol sala femenino, caracterizada por un inconfundible acento gallego, llega a su semana decisiva tras un trimestre en paréntesis. En el Pabellón Martín Carpena de Málaga, sin público, se resolverá entre el viernes y el domingo un título en el que muy probablemente deparará sonrisas y llantos en Galicia.

El Pescados Rubén Burela va a por su tercera liga en apenas ocho años y accede directo a la final que se disputa el domingo 28 a las 17.30 horas, televisada por Teledeporte. Su rival en el encuentro decisivo podría ser el Ourense Envialia, aunque para eso primero debe superar a un Alcorcón donde la goleadora ourensana Vane Sotelo es capitana general y la pontevedresa Nere Moldes, una de sus mejores escuderas. La única semifinal se decide el viernes desde las 20 horas, también a puerta cerrada y con las cámaras del canal deportivo de la televisión pública en directo.

Este extraño formato encuentra su explicación en la renuncia a competir del Futsi Atlético. El vigente campeón y líder invicto con 23 triunfos en 23 jornadas consideró que no se daban las condiciones necesarias para jugar el play off exprés por el título de liga. Esa decisión envió a su principal perseguidor y enemigo íntimo, el Burela, directo a la final.

El Burela, favorito al renunciar el Atlético: «Nos jugamos todo en 40 minutos»

El Pescados Rubén-Burela terminó la última temporada derrotando al Atlético en la Copa de la Reina, y empezó esta antes que nadie para adjudicarse también la Supercopa de España y una Recopa europea. Cuando el coronavirus detuvo las competiciones se situaba a siete puntos de su gran rival, pero aún mantenía opciones porque este curso iba a estrenarse un play off que, en principio, se iba a disputar con cuatro equipos y eliminatorias a doble partido.

La crisis sanitaria, no obstante, puso todo patas arriba e hizo entrar en ERTE al club mariñano, que fue pionero el año pasado al materializar el primer convenio colectivo de la historia del deporte femenino en España. El 1 de junio las deportistas salieron del expediente y se convirtieron en el primer aspirante en volver a los entrenamientos. «Es un poco duro llevar tanto tiempo trabajando para competir tan poco. Nos vamos a jugar toda la temporada en 40 minutos, pero las chicas están trabajando con muchas ganas, tratando de abstraerse de todo, y cada vez están mejor», razona el entrenador de la escuadra naranja, Julio Delgado.

El estratega salmantino defiende que su equipo está en la final con todo merecimiento: «Está claro que es una ventaja porque nuestros rivales tienen que ganar dos partidos y nosotros solo uno. Pero, al ser solo tres equipos, lo normal era que quedásemos exentas de la semifinal nosotras porque fuimos las mejores en la fase regular. Se contempló jugar todos contra todos, pero era más complicado. Creo que estamos en la final con todo merecimiento».

Su equipo, finalmente, no tendrá ventaja en caso de empates, como sí ocurre en la competición masculina que se celebra simultáneamente en Málaga. Habrá prórroga y penaltis si son necesarios.

«El formato es el mejor, pero el viaje era evitable», lamenta el entrenador del cuadro ourensano

El Ourense Envialia tendrá un camino más largo que el del Burela hacía el trono. Algo que su entrenador, Gonzalo Iglesias, Morenín, entiende lógico: «El formato es el mejor posible, es normal premiar al Burela porque fue el mejor clasificado. Lo que no entiendo es que habiendo dos equipos gallegos y uno madrileño tengamos que pegarnos un viaje de doce horas en autobús hasta Málaga».

La semifinal la ve «al cincuenta por ciento», no en vano Alcorcón y Burela empataron en su único duelo liguero y solo tres puntos mantenían por encima a las gallegas en la tabla: «Estamos preparando esto desde el día 9, con extrañeza por la situación, pero con mucha ilusión. Sabemos que será un partido muy parejo que se decidirá por detalles. Los dos hacemos defensa individual y atacamos con un sistema 3-1».

Su equipo, que debuta el viernes, viajará el miércoles, y el jueves, ya en Andalucía, volverá a someterse a los test del covid-19: «Tampoco entendemos que no hagamos los test en Galicia. ¿Y si viajamos con alguien contagiado?».

El viaje del Burela

El Burela, por su parte, llegará el viernes, y se entrenará dos veces en el escenario de la fase final liguera antes de afrontar el partido decisivo. Todos los miembros de su expedición volverán a someterse a las pruebas del virus que ya superaron hace dos semanas, antes de iniciar los entrenamientos al completo. Durante sus primeros días de rodaje, las jugadoras burelistas se entrenaron en grupos de solo tres o cuatro jugadoras, siguiendo con los estrictos y progresivos protocolos de la desescalada.

Las guerreiras laranxas tampoco podrán estar en el Martín Carpena para ver el enfrentamiento entre sus dos posibles rivales el viernes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Burela y Ourense optan a la única liga femenina que se reanuda