El pescado como quiere el cliente

Quienes viven del mar vuelven a demostrar durante la pandemia que se adaptan a casi todo

Puesto de la viveirense A Chavinesa, en la plaza de abastos de Viveiro, en una foto de archivo
Puesto de la viveirense A Chavinesa, en la plaza de abastos de Viveiro, en una foto de archivo

VIVEIRO/ LA VOZ

Por las restricciones de la pandemia que ha llevado a cancelar la cumbre pesquera que se iba a celebrar hoy y mañana en Celeiro, quienes viven del mar y, especialmente, de comercializar sus productos han acelerado la evolución que parte de ellos ya anticiparon. Recurriendo a ese verbo tan repetido en los últimos meses, se diría que se han reinventado, cuando en realidad han vuelto a demostrar su capacidad de adaptarse a casi todo y la proverbial resiliencia que les permite seguir a flote y navegando. Más que nunca, un eslabón tan vital en la cadena mar-industria como el de la comercialización da lo mejor de sí para ofrecer el pescado como lo quiere el cliente.

En esta inédita «nueva realidad», todavía no normalidad, desatada por el covid-19, el personal de las lonjas y los mercados centrales, los distribuidores, los transportistas y los pescaderos se han confirmado tan esenciales como los pescadores que capturan y traen a puerto un alimento como el pescado, sano e indispensable en una dieta equilibrada y saludable. También básico, aunque el Gobierno continúe haciendo oídos sordos al clamor que reclama ese reconocimiento al aplicarle el IVA. Rebajarlo del 10 al 4 %, insisten pescadores, acuicultores, conserveros y pescaderos, contribuiría a incentivar un consumo que acumula años de caída. Recaudar un poco menos, añaden, saldría a cuenta a corto, medio y largo plazo porque comer pescado ayuda a mejorar la salud por sus probados beneficios.

Comprometidos como proveedores de ese alimento, durante los momentos más críticos de las restricciones por la pandemia, cuando España estaba completamente confinada, quienes comercializan el pescado han redoblado esfuerzos para que no faltase en las mesas de los hogares. Además de continuar trabajando y atendiendo personalmente a los clientes, el reparto a domicilio se extendió, igual que la venta por Internet.

Ratificando el valor que le dan los productores a quienes comercializan su pescado, en el congreso de Celeiro los mercados y el consumo volvían a formar parte del programa de conferencias y debates cancelado por la incertidumbre del covid-19. María Luis Álvarez, directora-gerente de la gran organización española de minoristas, Fedepesca, la Federación Nacional de Asociaciones Provinciales de Empresarios Detallistas de Pescados y Productos Congelados, preveía analizar la evolución en aspectos como las pescaderías en verde, la digitalización, la innovación y el desarrollo de nuevas actividades.

También estaba programada una conferencia de José María Gallart, presidente de la Federación Andaluza de Asociaciones Pesqueras y de la Organización de Productores Pesqueros de Almería, sobre la «iniciativa exitosa de comercialización on line directa de la lonja de Almería», la experiencia Del Barco a la Mesa. Además iba a disertar sobre los «factores clave en una pesca sostenible con futuro», precisamente el gran objetivo del congreso aplazado.

 También en La Voz

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El pescado como quiere el cliente