A Mariña vive unos días especiales: «Parece marzo o abril, y no julio»

Con 121 positivos ayer -solo tres más-, el esfuerzo se centra en controlar a los afectados

Así estaba la viveirense calle Pastor Díaz este martes a mediodía
Así estaba la viveirense calle Pastor Díaz este martes a mediodía

viveiro / la voz

La jornada de ayer, martes, fue de ajetreo, intensa, aunque extrañamente no lo pareciera. Aparentaba calma y con algo ya de sol y viento. Un signo de esperanza.

Comenzaba a primera hora con la selectividad, este año una ABAU especial por las circunstancias que se viven en A Mariña. Se habilitaron diez espacios en el IES Vilar Ponte, incluido el pabellón deportivo. Un joven se desmayó, demasiada tensión, pero no pasó a mayores afortunadamente.

A media mañana se conocían los datos del informe diario del Sergas sobre la evolución de los brotes de coronavirus: solo tres contagios más que el lunes y diez altas. En total, 121 casos activos ayer por covid-19.

A esa misma hora, más o menos, el presidente de la Xunta, Núñez Feijoo, planteaba un cierre selectivo en A Mariña los próximos días si se estabiliza la situación, centrando las limitaciones en Xove, Burela y Foz, localidades con más contagiados. Ayer lo analizó con el comité clínico que asesora a la Xunta.

A mediodía llegaban a Viveiro doce antidisturbios desde Vigo para realizar controles durante la tarde en las rotondas Area, en Landrove, Ecce Homo y a la altura de Las Sirenas. Se trata de blindar -proteger- Viveiro. Restringir las entradas, en especial desde Xove y Burela. Y controlar a los confinados; hay sospechas de que no todos cumplen las medidas restrictivas como debieran. Parte del esfuerzo se centra en ese control; la Policía Autonómica pasó por los domicilios de muchos afectados que están en cuarentena, unos 1.100 en la comarca.

A los antidisturbios se unieron por la tarde Policías Nacionales a caballo por el paseo del Landro y por otras zonas. Unas imágenes inusuales en esta zona.

La Xunta Electoral de Galicia informaba que en A Mariña se daban las condiciones para poder votar este domingo. Y Feijoo garantizaba seguridad a la hora de ejercer el derecho al voto. No convencen aún así a algunos alcaldes de A Mariña, partidarios de suspender los comicios en la zona, en especial el regidor de Burela, Alfredo Llano.

Mientras, las calles parecían un poco más animadas, poco más; «en vez de julio, parece que estemos en marzo o abril», apuntaba ayer un vecino en la céntrica calle Pastor Díaz de Viveiro. Escaso ambiente en los comercios y en las terrazas, ciertamente, no parecía un mes de julio de verano. Pocos turistas a mediodía. Hay desconfianza, mucha precaución. Sí se observa mucha más concienciación por parte de los vecinos a la hora de usar mascarillas y mantener las distancias. También entre los jóvenes. Lo confirmaban agentes de la Policía Local: «antes los chavales no llevaban mascarillas, y ahora la mayor parte de ellos sí la usan. La gente mayor, prácticamente toda».

Muchos controles, poco turismo y el ambiente justo por las calles; la gente cumple las medidas preventivas

Llano, alcalde de Burela, sigue creyendo que se deberían suspender las elecciones en esa localidad

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

A Mariña vive unos días especiales: «Parece marzo o abril, y no julio»