La ayuda privada, vital para que Edes mantenga los programas para menores discapacitados

Astilleros Gondán y sus trabajadores decidieron hacer una aportación a la fundación con sede en Tapia


ribadeo / la voz

«Como si se tratase de un adelanto de los regalos propios de estas fiestas». Así se refiere la Fundación Edes, con sede en Tapia, a la aportación realizada por trabajadores de Astilleros Gondán y la propia empresa, que decidieron apoyar con su donación el trabajo de Edes a favor de la inclusión social y sus esfuerzos para generar nuevas oportunidades para personas con discapacidad, niños y niñas, del Occidente asturiano y A Mariña.

El efecto de la crisis

La iniciativa partió -explica Edes-, de los trabajadores y el comité de empresa de Gondán, que aprobaron en asamblea destinar a la fundación una aportación económica que les hace la compañía armadora noruega Østensjø, para quien han construido ya varios buques en Castropol. A ella se sumó también la propia de Astilleros Gondán. «Con estas aportaciones son un ejemplo de responsabilidad social empresarial», dice Edes, quien no oculta que lleva siete años buscando fórmulas para aumentar sus recursos ante la presión que supuso la disminución de subvenciones públicas y privadas por la crisis. En ello se enmarca desde la cena solidaria anual hasta la marcha solidaria, lotería, socios colaboradores y donaciones, «mecanismos que nos permiten cofinanciar y sacar adelante nuestro trabajo». De hecho, esta financiación externa supuso el 30% de los recursos de Edes en 2017.

Estas últimas aportaciones se destinarán a cofinanciar el funcionamiento de los programas y servicios dirigidos a los niños y niñas y jóvenes con discapacidad del noroccidente astur y de A Mariña

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La ayuda privada, vital para que Edes mantenga los programas para menores discapacitados