Internet de las cosas


GRUPO FUTURES

Según la Wikipedia, dícese de la interconexión digital de los objetos cotidianos con Internet. Básicamente se trata de ?marcar? todos los objetos que nos rodean con etiquetas de radio, para que estén conectados a internet. Hoy parece ciencia ficción, pero ya son muchos los objetos que están conectados enviando información, utilizada supuestamente, para mejorar nuestra vida. El objetivo es caminar hacia ?el planeta inteligente?. Las utilidades son múltiples, neveras que piden automáticamente alimentos al supermercado en función de sus carencias de producto, relojes con medición biométrica que informan en tiempo real, de nuestro estado físico y anímico, inodoros que hacen analíticas de nuestra orina y nos informan de posibles alteraciones químicas en nuestro organismo, cubiertos que analizan hábitos alimenticios... Hasta aquí todo suena bastante bien, ?cacharritos? que nos envían información al smartphone y la tablet (como si no fuese suficiente con los vídeos y fotomontajes de whatsapp que nos envían los colegas), pero ¿qué pasa cuando la información que proporcionamos se utiliza con otras finalidades?, ¿quién controla a quien nos controla? Se habla mucho del espionaje al que estamos sometidos con cámaras de vídeo-vigilancia, teléfonos pinchados, virus que analizan nuestro historial de navegación... Pues esto no es nada, ¿te imaginas que todos los objetos que nos rodean capturen datos que se envían a una red?, ¿y te imaginas lo que supondría controlar esa red? Si, es lo mismo que pienso yo, ?el ojo que todo lo ve será real en breve?. Montoro está feliz.

La historia nos demuestra que el avance tecnológico es imparable, esto llegará, pero es muy importante que los usuarios sepamos que hacen con nuestros datos los equipos que utilizamos y las redes a las que accedemos. Debemos preservar nuestra intimidad, y empezar desde algo tan básico como no colgar fotos en cualquier tipo de red. Sobre todo si llevas poca ropa. ;-). Asegúrate de lo qué compartes y con quién. Y sé consciente de que, una vez lo hayas compartido, has perdido toda posibilidad de control sobre su difusión. Habrá quien piense que esto es muy difícil, que es algo del futuro, ¿como un bolígrafo va poder enviar información sobre nuestra forma de escribir y analizar simultáneamente nuestro estado de ánimo?. Bueno, hace poco nadie creía que se podría lanzar un trasto metálico desde la tierra y hacer que, después de viajar 10 años, se instalase en un pedrusco que está en el quinto cuerno, y se mueve por el espacio más rápido que los fondos de las cuentas suizas de algunos políticos. Somos capaces de hacer cosas increíbles, eso sí, en Escourido aún no tienen acceso a Internet por ADSL y varios niños en el mundo han muerto de hambre mientras leían este artículo. Lo primero es una anécdota de la brecha digital, lo segundo es la triste demostración de que, pese a todo, seguimos haciéndolo mal, muy mal. Vayan preparándose, el futuro empezó ayer.

Alberto García, Grupo Futures.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Internet de las cosas