«¿El gol a Zubizarreta? Se le escapó el balón y yo andaba por allí»

A punto de cumplir 41 años y después de haber pasado por todas las categorías nacionales, el goleador viveirense se retira y deja un vacío en el fútbol gallego


Se va un clásico. El fútbol gallego pierde a uno de sus pocos jugadores que tiene el honor de haber goleado en todas las categorías nacionales (Primera División, Segunda, Segunda B y Tercera). Tras 27 años en activo, en los que vistió la elástica del Viveiro, Real Madrid, Lugo, Racing de Ferrol, Endesa, Salamanca, Almería, Cultural de León, Éibar, Ourense e Iberia, el ariete Kiko Rey (Viveiro, 1967) se retira para dejar paso a jóvenes valores para los que debería servir de espejo. Incluso en el ocaso de su carrera, el futbolista viveirense siempre ha mostrado una profesionalidad ejemplar.

-¿Fue esta la temporada que menos disfrutó sobre el terreno de juego?

-Sin ninguna duda, este año hemos disfrutado muy poco todos, no solo los jugadores sino también todas aquellas personas que rodean al Viveiro: afición, directiva, medios de comunicación... Pero lo más importante es que al final conseguimos los que pretendíamos.

-¿Notó dejadez o falta de compromiso en algunos compañeros?

-No. La plantilla ha sido víctima de sus circunstancias. Empezamos mal, seguimos mal y acabamos como empezamos. Mostramos demasiado nerviosismo, poco acierto y mucha prisa a la hora de solucionar los problemas del equipo.

-Hablemos del pasado. ¿Recuerda a qué edad empezó su idilio con el balón?

-Empecé a jugar al fútbol sala en los Diablos Rojos. Con 14 años me pasé al fútbol para jugar con el Pénjamo el torneo de Landrove, y ese mismo año fiché por el Viveiro.

-¿En quién se fijaba cuando era chaval?

-En las personas y jugadores mayores que yo. Siempre he pensado que la experiencia es la mejor aula para aprender.

-Seguro que el fichaje por los juveniles del Real Madrid fue una de las mayores alegrías que vivió como futbolista.

-Sin duda. Con 16 años se abre ante ti un inmenso abanico de posibilidades. Conoces mucha gente, viajas y haces un montón de cosas que nunca habías imaginado. Y, sobre todo, ¡estás en el Real Madrid!

-¿Por qué no triunfo en el club madridista?

-Éramos muchos, y muchos de ellos mejores que yo. Pero valió la pena porque me formé como jugador y como persona.

-Defendió a muchos clubes a lo largo de su carrera. ¿Cuál recordará con más cariño?

-En primer lugar, y de forma muy especial, al Viveiro. Aquí empecé y el destino quiso que aquí terminara. Y después..., en casi todos ha estado a gusto. Yo siempre traté de defender con honradez a todos mis equipos.

-Un entrenador.

-Todos. Desde Couceiro, Pontoni, Molina, Lillo... hasta Durán. De todos he aprendido algo.

-Un compañero.

-Mi mujer. Los equipos pasan, haces nuevos compañeros y amigos, conoces gente nueva... pero es ella la que está siempre a mi lado y soporta todos mis estados de ánimo. Quiero darle las gracias por todo y reconocerle mi más profundo respeto y admiración.

-Un gol.

Todos y cada uno de los que he conseguido.

-El rival que más le impresionó por su calidad.

-El Barcelona de Cruyff.

-Un estadio.

-Dos: el Santiago Bernabéu y el Nou Camp.

-¿Qué error no olvidará jamás?

-Ninguno. Hay que mirar siempre hacia adelante y recordar lo positivo.

-¿Recuerda con detalles el gol que le marcó a Zubizarreta?

-Sí. Fue en la Copa del Rey, se le escapó el balón y yo andaba por allí.

-¿Y el que hizo ?en????????Primera?

-Al Compos,????también en El Helmántico. Nos dio la victoria.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos

«¿El gol a Zubizarreta? Se le escapó el balón y yo andaba por allí»