Problemas para restaurar el Penedo Aballón


El alcalde de Boal, José Antonio Barrientos, reconoció ayer que existen serias dificultades para restaurar el Penedo Aballón, el monumento megalítico fechado entre los siglos VI y III antes de Cristo, que consistía en una gran piedra oscilante que, semanas atrás, se desprendió de su ubicación original. En la imagen se ve la forma que tenía antes del suceso. Barrientos explicó que a las dificultades técnicas para que la piedra, una vez recolocada, volviera a oscilar se une el que al hacerlo el Concejo asumiría la responsabilidad en el caso de que volviese a desprenderse. «Habría que proteger la zona y perdería su encanto», añadió. Barrientos no duda que lo ocurrido fue obra de algún gamberro: «En la base se pueden ver marcas de algo metálico. Es algo incomprensible».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags

Problemas para restaurar el Penedo Aballón