Indignación en Boal tras aparecer derribado un monumento megalítico


RIBADEO

La indignación y contrariedad son los sentimientos que predominan en los vecinos de Boal, que el pasado jueves descubrieron cómo el Penedo Aballón, un monumento megalítico datado entre los siglos VI y III antes de Cristo, había sido derribado. La piedra, que pesa unas quince toneladas y oscilaba sobre un punto, se encuentra en la sierra de Penouta, y su autoría se atribuye a los celtas. Todo apunta a que lo ocurrido corresponde a un grupo de gamberros, dado que, tal y como puntualizó ayer Ana María Rodríguez, alcaldesa en funciones de Boal, «no ha habido ningún movimiento sísmico ni nada que le hiciese caer».Está previsto que arqueólogos del Principado se desplacen a Boal para valorar la posibilidad de devolver la piedra a su ubicación original, a escasos metros de donde está ahora. «Quizás sea posible -señaló la regidora-, pero lo complicado va a ser que vuelva a oscilar».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Indignación en Boal tras aparecer derribado un monumento megalítico