Because the Night Belongs to Lovers cantaba Patti Smith, y ayer la noche perteneció a su banda y al público, que unidos crearon un concierto para recordar.

Riazor vibró en el día grande del Festival Noroeste con Patti Smith & Band, cabeza de cartel de la 33.ª edición de este certamen coruñés. En una actuación que no dejó a nadie indiferente, Smith demostró sobre el escenario por qué es una leyenda viva del rock internacional. Junto a su grupo, la cantante norteamericana mostró su fuerza y experiencia, las que le da una trayectoria que comenzó allá por los años 70, con su primer disco, Horses, uno de los más influyentes en la evolución de la historia del punk.

La apodada como madrina de este género subió al escenario ataviada con su característico look andrógino, con ropas oscuras y anchas, y una larga melena que mantiene desde sus inicios y se ha convertido ya en un icono de su imagen.

La artista, porque para definirla no basta la palabra cantante ya que, sobre todo, es poeta, hizo disfrutar al público con las canciones de sus más de cuarenta años de carrera musical.

Algunos de los temas que interpretó fueron Redondo Beach, Ghost Dance o Dancing Barefoot, un tema que compuso para dedicarla a su segundo marido, Fred Sonic Smith, padre del guitarrista Jackson Smith, quien forma parte de la actual banda de la norteamericana.

En su primer concierto en A Coruña también hubo hueco en el repertorio para sus versiones de Are you Experience?, de Jimi Hendrix, After the Gold Rush, de Neil Young, o Beds are Burning, de Midnight Oil. Unas canciones que conquistaron a un público que lleva desde el 2012, año en el que salió su undécimo y último disco titulado Banga, sin escuchar nuevos temas de la cantante.

Tampoco pudo faltar su People Have the Power, todo un himno de esta veterana revolucionaria a la que no le tiembla el pulso al criticar a Trump y que a día de hoy rechaza las etiquetas, aunque hay quien la define como feminista y activista política. Un broche de oro para cerrar una gran actuación que a algunos (muchos) los dejó con ganas de más. 

Y Nathy Peluso volvió con éxito

Después de tener que cancelar su actuación el verano pasado por el temporal, la argentina volvió a A Coruña para subir al escenario grande del festival justo después de Patti Smith. Peluso enseguida se metió en el bolsillo, con su estilo latino, a un público mayoritariamente joven.

Pero antes de estos dos grandes conciertos, dos grupos gallegos tuvieron el honor de ejercer como teloneros. Primero fue el turno de Portland y una hora después subió al escenario LORA, que preparó el terreno para la actuación de Patti Smith.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Patti Smith revoluciona el Noroeste