Pico Xesteiras: cuando subir a la cima merece la pena

cristóbal ramírez

AL SOL

CARLOS PEREIRO

Desde él la ría de Arousa queda a los pies, en la lejanía y en toda su magnitud

30 jul 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

La manía tan enraizada de asfaltar Galicia entera no ha llegado a un enclave de Cuntis que, curiosamente, no es muy frecuentado, aunque desde él la ría de Arousa queda a los pies, en la lejanía y en toda su magnitud: el pico Xesteiras. Se trata de un monte aislado con antenas en la cima, el cual se distingue ya dejando atrás Santiago por la autopista mucho antes de la salida de Padrón.

La ruta presenta dos dificultades. Una es, lógicamente, que una gran parte del trayecto lo define una prolongada subida de casi cinco kilómetros. Nada espectacular en sí, pero, como también es lógico, las piernas lo acusan y la marcha habrá que ralentizarla si se va con tropa menuda. Y la segunda dificultad muy relativa- radica en encontrar el punto de partida: carretera de Cuntis a Pontecesures por Teaño, y en Estacas se gira a la derecha, se deja a la espalda la gran rectoral e iglesia, y un kilómetro después de O Casal se salva el río Gallo. Justo ese cruce con la corriente es el punto de partida. Para los amigos del GPS: N 42º 39’ 33”; O -8º 36’ 3”. Si se quiere acortar 1,4 km., entonces hay que comenzar directamente en la aldea de Magán (1), pero se perderá la opción de ir calentando los músculos: a la izquierda por tierra nada más arrancar, zigzag a partir del km 0,4, cruce con pista asfaltada en el 1,1 y entrada en Magán, con sus hórreos y su pequeña ermita puesta bajo la advocación de Santa Lucía.

El único trozo de asfalto viene ahora, con poco tráfico y arbolado a diestra y siniestra, lo cual quiere decir que hay sombra. Y se va a echar de menos, y mucho, a partir del giro en el km 2,3, cuando se acomete la subida por pista ancha de tierra y firme muy irregular en algunos tramos. En el 2,6 hay un depósito de agua (2), que se agradecería que estuviera un poco más arriba, sobre todo si el día es caluroso.