La virgen emparedada, ya en la vitrina

Esta talla románica realizada en madera policromada y que representa la imagen de la Virgen con el Niño en el regazo, permaneció mucho tiempo emparedada del modo más vulgar y fue descubierta en 1975 en una iglesia de Pantón


Llegada prácticamente incólume desde el siglo XII, permaneció mucho tiempo emparedada del modo más vulgar y cruel, hurtada su belleza a la vista de los fieles (y de los no tanto), hasta que en un lejano 1975 fue descubierta en la iglesia del convento de las Bernardas de Ferreira de Pantón. Es una talla románica realizada en madera policromada y que representa la imagen de la Virgen con el Niño en el regazo. Una pequeña maravilla que ha despertado expectación entre los vecinos, visitantes y amantes del arte. Desde el pasado lunes, esta pieza -una de las más sobresalientes del patrimonio histórico y artístico de la Ribeira Sacra- luce (por fin, de forma permanente) expuesta en una sólida vitrina diseñada por el restaurador Pepe Barxa y ya instalada en dependencias del monasterio: hasta ahora solo podía contemplarse en casos excepcionales y previa solicitud. Solo habrá que atenerse al horario de atención al público del convento, que abre cada día de diez a una y de cuatro a ocho.

La financiación de la vitrina forma parte del programa de conservación y revalorización del patrimonio de la Ribeira Sacra que promueve Máis que Románico, explica Beatriz Pérez, responsable de la empresa. Antes sufragó la restauración de una imagen religiosa del siglo XVI en la iglesia de Bermún, en Chantada. Su próximo proyecto es iluminar las pinturas renacentistas de la iglesia de Seteventos, en O Saviñao.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La virgen emparedada, ya en la vitrina