El encanto perenne de Neneh Cherry

La artista ofreció el primer gran concierto del Noroeste en el Teatro Colón, presentando un trabajo todavía inédito. Aún así triunfó


A Coruña

Sí, no es la artista del momento, ni hay la efervescencia a su alrededor de otros tiempos. Pero quienes dejaron su nombre apuntado por si acaso, vieron como con Blank Project (2014) resurgía una cantante talentosa emitiendo con una fidelidad más baja y menos explosiva que en los noventa. El cómo vendría a inaugurar el festival Noroeste Estrella de Galicia resultaba una incógnita. Y pronto se resolvió. Nada más pisar el escenario advirtió que el recital iba a ser un tanto especial, girando todo alrededor de los nuevos temas de un álbum todavía inédito. «Seréis los cuartos en escucharlos», se rió.

Con ese planteamiento, pudieron florecer las dudas. Pero pronto las acalló una música que, saliendo de esa oscuridad casi minimalista de su álbum predecesor, se mostró exuberante, hipnótica y hasta bailable. Respaldada por una banda de multinstrumentistas bien engrasada (piano, xilófono, arpa, programaciones, bajo y percusiones varias), los temas emergieron y en el tramo central directamente enamoraron. Apelando con los ritmos a los pies y con los efectos de su voz a poner la cabeza a volar, lograron eso tan difícil que es enamorar a primera vista.

Pero, en un festival así de marcado corte femenino, no podría faltar en el tramo final la celebérrima Woman apuntando a ese «mundo de mujeres» con el que este evento ha establecido una sintonía total. Gran directo de una gran artista. Aunque muchos lo hayan olvidado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El encanto perenne de Neneh Cherry