Seis sobre la tabla no son multitud

Las plataformas gigantes de pádel causan furor en las playas gallegas


Surfear olas sin conocimientos previos, de una manera segura y en compañía de otros, ya es posible. Las tablas gigantes están causando furor este verano en las playas gallegas. En la zona de A Coruña lleva dos años ofreciendo esa posibilidad Marea Surf School con una tabla gigante que es posible ver de manera habitual en la playa de Santa Cristina, en Oleiros, aunque también la ofertan en otros municipios. «Sirve para hacer travesías, para pasear remando hasta ocho personas y, si se utiliza para hacer surf en olas, pueden ir hasta seis», puntualiza Juan Latorre, responsable de esta escuela, sobre los principales usos de una tabla que adquirió hace dos años a B3 Watersports, una empresa de Tarifa.

La idea, como casi todo lo que tiene que ver con el surf, proviene de Hawái. «Me hablaron de ellas y me dijeron que el surfero Jamie O'Brien, un profesional, cogía olas gigantes con una tabla XXL», explica, y asegura que tras ver los vídeos que cuelga el hawaiano con sus amigos enfrentándose a la legendaria ola Pipeline rastreó dónde podía hacerse con una. «La primera que debió de haber en España fue la mía, la compré cuando la empresa aún la tenía de muestra», recuerda. Tanto le gustó que llegó a ser representante de la marca para Galicia.

Ahora las tablas gigantes se han puesto de moda y ya es posible verlas en el Cantábrico y en puntos del Mediterráneo, ya que ofrecen otro tipo de experiencias y abren la práctica de este deporte a otro tipo de público.

«Con este tipo de tabla todo el mundo puede tener acceso a las olas, sin necesidad de saber. Solo tendría que ir con un patrón que sepa surfear y remar, por lo que cualquiera que no hizo surf en su vida puede tener la sensación de bajar una buena ola», comenta Latorre. Asegura que los límites de edad o de capacidad física que podría suponer la práctica individual de este deporte se ven superados con esta opción colectiva.

«La tabla es súper estable y por eso cualquier persona puede tener acceso sin tener conocimientos previos de surf. Me parece algo increíble y lo mejor que tenemos en la escuela, porque le abre las puertas del surf a todo el mundo», explica este monitor de kitesurf y windsurf.

En Marea Surf School aseguran que trabajan, la mayoría de las veces, con grupos que vienen ya formados, aunque en el caso de querer practicar surf en olas grandes cuando no se forma equipo y se prevé un buen día en zonas como pueden ser la playa de Sabón, en Arteixo, o la ría do Pedrido, en Bergondo, avisan a surferos interesados en este tipo de aventuras.

Sin embargo, por ahora, la demanda mayor es más lúdica que deportiva. «Cada vez que te subes es muy divertido, te pasas cogiendo olas todo el rato y es fácil, muy accesible», reconoce Latorre.

El sueño de todo principiante

Capacidad

La tabla gigante tiene capacidad para ocho personas en versión travesía de SUP (pádel) y para seis si se utiliza para coger olas. 

Dimensiones

La tabla es hinchable y muy estable con sus 6 metros de largo por 1,4 metros de ancho. 

Propuestas

Marea Surf School ofrece travesías de dos horas a 15 euros por persona si no necesita instructor; en caso de requerirlo, el precio se incrementa a 20 euros. 

Grupos

Para el alquiler en playa prefieren que los grupos vayan formados. Para coger olas grandes cuentan, además de grupos, con personal interesado al que avisan puntualmente y se trasladan a donde las olas sean mejores.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Seis sobre la tabla no son multitud