Los gallegos que navegan con el rey Felipe en la bahía de Palma

Jaime Rodríguez Toubes, Alejandro Álvarez Brasa, Ricardo Maldonado y Noé Soto forman parte de una selección de élite compuesta por 12 tripulantes

.
j. b.

Hoy habrá mucha expectación por ver si el rey Felipe logra su primera Copa del Rey en la bahía de Palma, donde se está celebrando desde el pasado 31 de julio la trigésimo sexta edición del torneo. Un año que ha batido récord en cuanto a participantes se refiere: 138 barcos inscritos. Para lograr esta hazaña, el monarca cuenta con un plantel de altura en el Aifos, el velero que lleva el nombre (del revés) de su madre, la Reina emérita Doña Sofía. El equipo está compuesto por doce tripulantes, todos pertenecientes a la Armada Española. Y en esta selección de élite se encuentran cuatro gallegos

Él fue su primer patrón

El Almirante, Jaime Rodríguez Toubes, es una de las personas clave en este velero. «Don Felipe lleva la caña y yo voy ayudando en todo» comenta, dice. Este ferrolano es uno de los que mejor lo conoce. Ya en el debut del monarca en este certamen, con 16 años, estaba Jaime como patrón, en ese caso al mando del Sirius IV . Muchos años compartiendo la pasión por el mundo de la vela que han forjado una muy buena relación entre ambos: «Llevamos juntos muchos años. Nos conocemos muy bien. Es un honor y un placer navegar con él. Es una persona entrañable y nada distante con la tripulación» añade Jaime. 

Ellos también juegan su papel

Ricardo Maldonado, también ferrolano, es el encargado de la electrónica y navegación desde hace una década en la nave. Él conoce al rey desde pequeño, ya que coincidieron en la escuela militar de Marín.

Alejandro Álvarez Brasa es asturiano de nacimiento, pero reside en A Coruña desde los 15 años. Este teniente de navío tiene la responsabilidad de imprimir velocidad al Aifos. Además se encarga del manejo de las velas. «Su Majestad es uno más de la tripulación, guardando todo el respeto que se merece» señala Alejandro acerca del trato que tienen con el monarca. Cuenta que la competición es muy dura, por lo que todos saben la función que tienen que desempeñar, quedando poco margen al «dicharacherismo».

Finalmente, cierra la selección gallega Noé Soto, de los más jóvenes de la tripulación. Su función es la de ayudante de trimmer. Este último no forma parte de los cinco regatistas fijos, los tres anteriores si.

Salvo el rey, que cuenta con compromisos en su agenda, todos salen a calentar todas las jornadas antes de las pruebas y desempeñan labores de mantenimiento del velero. Un barco que lleva surcando el mar veintiún años, y que el año pasado fue reconvertido. Esta antigüedad es un factor que recalcan todos: «Tiene mérito que estemos en lo más alto de la clasificación con un velero de 21 años» señala Jaime. 

A un paso de hacer historia

La regata final está prevista que empiece a las 13.00 horas, salvo que el viento lo impida. Y dependiendo de las condiciones meteorológicas habrá una o dos pruebas. Recta final para la que puede ser la primera victoria del monarca en este torneo. Por el momento se mantienen líderes a seis puntos del segundo clasificado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Los gallegos que navegan con el rey Felipe en la bahía de Palma