No me mires a los pies... que asustan

No sé qué tienen estas zapatillas feas que nos vuelven locos. Puede que te sangren los ojos al verlas, pero seguro que no los pies cuando las lleves puestas, porque a falta de belleza, cómodas son un rato. Bienvenidas «ugly sneakers»


1

Montañista

.

Son el modelo Triple S de Balenciaga, el must de este otoño.

2

Con calcetines

Ya puestos a formar un «ugly look», ¿por qué no añadir los calcetines más horteras?

3

Tipo calcetín

.

Son la versión más «light» de las zapatillas feas. Quedan ideales con minifaldas y mini vestidos.

4

Brutas

.

Los modelos más extremos: los que tienen forma de zapatones y la suela muy ancha.

5

Muy danés

.

Arrasaron en la semana de la moda de Copenhague y van camino de conquistar el mundo.

6

Por Balenciaga

.

Lo dejo todo. Y si es para llevar sus zapatillas feas con calcetines, más aún.

 

He aquí el feísmo hecho zapatilla y convertido en tendencia. Las sustitutas de las Stan Smith, las Golden Goose y las Vans como calzado trendy son de todo menos bonitas. Para qué andarse con rodeos si directamente les puedes llamar zapatillas feas, como así es su nombre en inglés: «ugly sneakers». Las zapatillas feas son las mismas que puedes encontrar al fondo del armario, una encima de otra, con los cordones medio raídos, machacadas por el uso y el paso del tiempo. Son también el modelo Triple S de Balenciaga, los «tenis» feos por excelencia, los zapatones sucios y con la suela amarillenta que van a convencerte de que lo feo es bello. O el modelo 990v4, el diseño más running y ortopédico de New Balance que las danesas llevan meses paseando como si nada con vestidos de flores y faldas midi. Las vas a querer, y mucho, aunque sean feas.

Votación
0 votos
Comentarios

No me mires a los pies... que asustan